Yeryis Salas. Hace 4 días
Las rutas nacionales son terreno hostil para nuevos conductores. Foto: Albert Marín.
Las rutas nacionales son terreno hostil para nuevos conductores. Foto: Albert Marín.

Muchos conductores novatos ingresan a las calles de Costa Rica con la intención de seguir las reglas y respetar a otros choferes.

Sin embargo, al enfrentar la realidad, encuentran un ambiente hostil que los empuja a imitar conductas imprudentes.

Esa es la perspectiva de la instructora de manejo Marcela Mora, quien desde el 2013 dirige la Escuela de Manejo Marce, en Zapote, San José.

“Muchos no saben las prioridades de paso en las intersecciones, todo el mundo se tira sin respeto por quién tiene prioridad. Los choferes van a altas velocidades en curvas, no mantienen la distancia. No hay cortesía porque todo el mundo le tira el carro a uno”, afirmó Mora.

“La gente comienza bien, pero como el entorno está mal, eso hace que los que quieran aprender se vuelvan malos conductores”, añadió.

Señaló que el mayor reto para los aspirantes a choferes es aprender la maniobrabilidad del vehículo.

“La gente invade el carril porque no aprende buena maniobrabilidad. El poco uso de los retrovisores también tiene que ver; la gente hace maniobras sin usar los retrovisores ni direccionales”, indicó.

Asimismo, agregó que la seguridad vial no solo depende de los conductores, sino también de los evaluadores de las pruebas de manejo.

Según la instructora, no todos siguen la misma forma de evaluar, lo que complica la preparación para quienes aspiran a obtener una licencia de conducir.

“El examen no tiene que ser más estricto, sino más justo. Por ejemplo, hay un rótulo que dice 25 km/h en zonas escolares con escolares presentes, entonces si no hay escolares presentes usted tiene que ir a 40, pero hay evaluadores que de todas formas quitan puntos si no pasa a 25 km/h”, explicó Mora.