Juan Diego Córdoba.   23 enero
El 3 de enero pasado, los padres de familia protestaron frente al IMAS, en Los Yoses, porque no se giraban recursos para centros de cuido. Foto de Diana Méndez

Luego de la afectación que sufrieron 2.500 niños y 198.000 jóvenes estudiantes en diciembre, por el atraso en las transferencias económicas para los programas de Red de Cuido y Avancemos, el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) asegura contar con los fondos suficientes para evitar la misma afectación en enero.

De acuerdo con el ministro de Desarrollo Humano y presidente ejecutivo del IMAS, Juan Luis Bermúdez, esta misma semana iniciarán con los traslados económicos a los beneficiarios de las becas de Avancemos y los recursos para sostener la operación de 647 centros pertenecientes a la Red de Cuido, que brindan atención a los niños, mientras sus madres se encuentran trabajando.

“El compromiso adquirido como Gobierno fue asegurar el dinero para las familias y estamos cumpliendo, logramos en conjunto con el Ministerio de Hacienda realizar el pago de diciembre y ahora estamos iniciando los depósitos correspondientes a enero”, aseveró el jerarca.

El Instituto realiza las transferencias a los estudiantes y a los centros de cuido el último día de cada mes, no obstante, ante el atraso presentado el mes pasado, en enero los pagos empezaron antes de lo calendarizado.

Por ejemplo, la entidad asegura que estará realizando las transferencias desde hoy 23 de enero y hasta final de mes, a los 150.000 beneficiarios de las becas de Avancemos. Estos traslados representan una inversión de ¢5.063 millones.

Los jóvenes y adultos que cursan sétimo, octavo y noveno grado con este beneficio, reciben ¢30.000 mensuales; quienes cursan décimo, undécimo y duodécimo perciben ¢40.000.

De igual manera, la institución realizará el pago de ¢2.774 correspondientes a los 647 centros de atención de menores pertenecientes a la Red de Cuido, que benefician a 21.500 niños y sus familias.

Estos fondos provienen, en su mayoría, de una transferencia que realizó la Tesorería Nacional del Ministerio de Hacienda, además del Fondo de Desarrollo Social y Asignaciones Familiares (Fodesaf) del Ministerio de Trabajo.

El representante de la Unión Nacional de Redes de Cuido y Desarrollo Infantil de Costa Rica (Unared), Rodrigo Araya, manifestó que trabajan en cuantificar los daños presentados durante diciembre, por el atraso en el giro de los dineros ante la falta de liquidez que adujeron el IMAS y el Ministerio de Hacienda.

“Estamos levantando información de los impactos, ya que deseamos acercarnos con evidencia al IMAS y demostrar lo que generó las acciones que ellos tomaron. Como no se tiene garantía real de que no suceda de nuevo, se desea documentación de alto nivel con lo ocurrido en las familias, los niños y los centros”, aseguró Araya.