Juan Fernando Lara Salas.   17 noviembre, 2020
Imagen de archivo de publicidad de Claro, Movistar y Kölbi en el centro de San José (imagen con fines ilustrativos) / Fotografía: Archivo LN.

El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y su marca Kölbi mantuvieron el dominio del mercado de telefonía celular en el 2019, pero enfrentaron una caída de 2.4% en su participación, principalmente por la pérdida de 176.000 servicios que la española Telefónica (marca Movistar) le arrebató.

Así se desprende del último reporte estadístico del sector que divulgó este martes la Superintendencia General de Telecomunicaciones (Sutel), aunque con un año de retraso.

La tardanza en la divulgación llega casi al cierre del 2020 y sin actualizaciones sobre ese negocio en este año.

El reporte evidencia que el ICE mantuvo su liderazgo en servicios de telefonía prepago y pospago, pero de nuevo cedió terreno el año pasado luego de aumentar 1,8% su participación general del 2017 al 2018.

Al cierre del 2018, la marca Kölbi cerró con 4.554.000 líneas celulares, no obstante, estas bajaron a 4.378.000 (176.000 menos) al 2019. Esto hizo que pasara de tener 53,6% del mercado a 51,2% (-2,4%) en ese período.

Mientras tanto, Movistar no solo sumó esas 176.000 suscripciones, sino que también le quitó 118.000 a la firma mexicana América Móvil, que opera bajo la marca Claro, con lo cual sumó un total de 294.000 nuevas suscripciones en el 2019.

Esto hizo que Movistar pasara de 26,6% de participación en 2018 a 29,9% el año pasado (3,3% más). Mientras, Claro retrocedió de 21,3% de participación en ese negocio a 19,2%.

Al considerar el tipo de suscripción (prepago o pospago), Kölbi retuvo su posición de liderazgo, aunque sin librarse de algunos retrocesos.

Participación de mercado

Modalidad de pago

Al considerar la estructura de cada modalidad de pago, en el caso de pospago, el ICE presenta una participación de mercado de 57,3 % (3,2 puntos menos respecto al 2018), seguido de Claro con un 21,8 % (1,3 más) y Telefónica con 20,6 % (1,6 puntos más).

En el caso de prepago, el ICE posee la mayor participación con 48,8 % (2,5 puntos menos respecto al 2018), seguido de Telefónica con 33,5 % (4,2 puntos más) y Claro con 17,7 % (1 punto menos).

“El informe confirma la sólida senda de crecimiento que registramos desde el 2011. Por otro lado, se aprecia que el país avanza hacia un mercado más maduro, muy competitivo, todo esto en beneficio del cliente final y de la sociedad en general, con servicios de mayor calidad a nivel de las redes, mejores tecnologías y precios decrecientes”, expresó Jose Pablo Rivera, erente de Regulación, Comunicación y Relaciones Institucionales de Movistar.

La Nación consultó al ICE sobre los resultados, pero la entidad aún está revisando las cifras antes de referirse.

El 22 de octubre anterior, Hazel Cepeda, gerenta general del Instituto, prometió que el ICE daría un giro comercial “sólido y contundente” a su negocio de telefonía móvil, con la inyección de hasta ¢15.000 millones anuales de subsidio en celulares vendidos con sus planes de telefonía.

En declaraciones en el Congreso de Energía y Ambiente 2020 de la Cámara de Industrias de Costa Rica (CICR), la funcionaria añadió que el ICE venía trabajando en mejorar la negociación de celulares con casas fabricantes para dejarlos a mejor precio en sus planes de telefonía y con ello elevar su participación de mercado.

Por modalidad de servicio.

Este mayor dinamismo en la competencia celular resulta de mayor interés para las empresas luego de un 2019 en que el mercado generó pocos servicios nuevos.

Según Sutel, en Costa Rica había 8.550.000 de líneas el año pasado mientras al cierre del 2018 eran 8.496.000; una diferencia de apenas 4.000 líneas adicionales (0,6% más).

En cambio, la portabilidad numérica (el derecho a cambiarse de operador conservando el mismo número) si creció 11% con 491.000 portaciones durante el 2019; un repunte de 50.000 portaciones adicionales.

Menos ingresos

La generación de ingresos en telefonía móvil al cierre del 2019 (incluye voz saliente y entrante nacional, internacional, mensajes de texto y datos móviles) alcanzó los ¢225.872 millones; una caída del 12 % respecto al monto registrado en el 2018, siendo esta la mayor disminución interanual desde el 2015, revela Sutel.

Según la Superintendencia, esa reducción en el ingreso que genera el negocio de la telefonía móvil es congruente con una mayor competencia a base de reducción de precios en un mercado con poco crecimiento.

Conforme el índice respectivo calculado por la Sutel, esa menor generación de ingresos del 2019 es de 9,2% respecto al cierre de 2018.

Esta tendencia es consistente con la disminución sostenida en el consumo de minutos voz celular registrada en el país desde el 2015, la cual se ha mantenido en 8% promedio por año.

Mientras tanto, los usuarios de Internet desde el celular mantuvieron un consumo creciente.

El aumento en la oferta de datos móviles pospago tuvo un efecto directo en la cantidad de tráfico en la red móvil para el 2019, revela el informe.

El tráfico total en Terabytes (TB) para el servicio de Internet móvil a finales del 2019 cerró en 160.679 TB; un incremento de 15,3% respecto al año previo cuando cerró en 139.364 TB.

Un TB equivale a un millón de megabytes (MB) de información transferida desde celulares.