Juan Fernando Lara Salas.   22 julio
El espacio de atención se localiza en el corredor externo del ala oeste del edificio Jorge Manuel Dengo, en Sabana Norte Foto: Rafael Pacheco

Desde este miércoles, el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) abrió al público un punto de atención presencial para tramitar la solicitud del bono Proteger dirigido a personas que requieran asistencia tecnológica.

La ayuda, sin embargo, se ofrece cuatro meses después de iniciado el programa para trabajadores afectados por despidos, reducción de jornadas o suspensión de contratos laborales. De hecho, el plan está próximo a entrar en su fase final con miles de peticiones en espera.

La asistencia del Instituto se da en la sede principal en Sabana Norte, específicamente en el corredor externo del ala oeste del edificio, informó el ICE en un comunicado.

La posibilidad es para solicitantes que carecen de dispositivos electrónicos o se les dificulte el ingreso a la plataforma www.proteger.go.cr, desde la cual se tramita esa subvención estatal.

Para acceder al servicio del ICE se requiere sacar cita al teléfono 2000–1272, de lunes a viernes, entre 7 a. m. y 4:30 p. m. El horario para atención al público será de lunes a viernes, de 8 a. m. a 2 p. m.

“Habilitamos esta opción siguiendo los protocolos del Ministerio de Salud, para cuidar tanto a los visitantes como a nuestro personal. Este sitio cumple con todas las medidas sanitarias para evitar la transmisión del virus que causa la covid-19”, indicó Catalina Vargas, gerente de Operaciones y Logística del ICE.

El Instituto afirmó que dispuso esta plataforma en atención al llamado de las autoridades para ofrecer, en instituciones públicas, puntos de ayuda dirigidos a quienes no cuentan con las condiciones para ejecutar el trámite desde sus hogares.

Aquel llamado se dio desde mayo, cuando justamente el Ministerio de Trabajo y el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), habilitaron citas tecnológicas para quienes no hubieran podido aplicar al bono Proteger por dificultades de acceso a la plataforma virtual.

La Nación consultó al ICE qué razones mediaron para abrir ese espacio de ayuda presencial para solicitantes en este momento. Se está a la espera de una respuesta.

El plan de bono Proteger recibió 964.000 solicitudes y hasta el momento ha entregado casi 534.000. Los restantes siguen a la espera.

En las próximas semanas, Trabajo y el IMAS esperan entregar otros 200.000 de ¢125.000. Será posible con ¢90.000 millones provenientes del segundo presupuesto extraordinario de la República, dictaminado este lunes por la Comisión de Asuntos Hacendarios del Congreso.

Con esos fondos se atenderían dos grupos diferentes. Trabajo distribuiría ¢50.000 millones entre personas con cero ingresos o con entradas mínimas debido a suspensiones de contratos o despidos, mientras el IMAS entregaría otros ¢40.000 millones en bonos a personas en condición de pobreza o pobreza extrema.

De acuerdo con la ministra de Trabajo, Geannina Dinarte, al tratarse de montos cada vez más limitados, los criterios de selección de beneficiarios también se ajustan cada vez más.