Vanessa Loaiza N.. 3 octubre, 2019

Decenas de usuarios de telefonía costarricense denunciaron en las últimas horas en sus redes sociales haber recibido llamadas con un código internacional proveniente de Eslovenia, en Europa central.

El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) confirmó esta mañana que se trata de llamadas engañosas basadas en un modelo de fraude conocido “wangiri”, que significa “toque y corte" en japonés.

Las llamadas desde Eslovenia tienen código internacional 386. Imagen tomada de Twitter.
Las llamadas desde Eslovenia tienen código internacional 386. Imagen tomada de Twitter.

"Consiste en la generación masiva de tráfico internacional originado desde cualquier país (Eslovenia, en este caso) hacia clientes de telefonía móvil. Este método conduce a dejar en el historial “llamadas perdidas”, indicando un número cuyo prefijo internacional es +386.

“La intención del defraudador es que los clientes devuelvan la llamada, que es contestada por servicios automatizados. Los equipos buscan extender la conversación al máximo posible e indican que no existe un costo adicional. Esto es falso, dado que se trata de una llamada internacional saliente”.

Según medios internacionales, este método ya se ha presentado en Estados Unidos, Perú, Uruguay y España, entre otros.

Si usted devuelve la llamada, es posible que lo enlacen a una línea con altas tarifas de interconexión y el monto a pagar irá en aumento según la cantidad de tiempo que transcurra antes de que cuelgue.

El Instituto advierte que devolver la llamada implica un cargo, así que si usted recibe llamadas sospechosas, no conteste, ni marque de vuelta.

“El ICE está aplicando dinámicas inteligentes de bloqueo hacia y desde la ruta internacional de Eslovenia. Se recomienda a la ciudadanía que, en caso de recibir este tipo de tráfico desde orígenes desconocidos, no devuelva la llamada”, agregó la institución.