Juan Fernando Lara. 31 enero
Vista del embalse Arenal desde el sector de Nuevo Arenal en Tilarán (provincia de Guanacaste) Foto Jeffrey Zamora
Vista del embalse Arenal desde el sector de Nuevo Arenal en Tilarán (provincia de Guanacaste) Foto Jeffrey Zamora

El domingo y lunes, por primera vez en el año, el ICE prendió las plantas que operan con búnker para producir electricidad (generación térmica) apenas al inicio de la temporada seca.

Eso contrasta con la estación seca de dos años atrás.

En el 2017, la planta térmica de Garabito se encendió el 21 de febrero y ese día aportó 5% de la energía que demandó el país. En el 2018, se sus motores encendieron el 15 de marzo, cuando suministró 7% de la luz requerida ese día.

Que el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) use generación supuestamente de respaldo para atender desde ahora la demanda eléctrica nacional tendría una repercusión más pronta en las tarifas.

Si en febrero la generación térmica sigue a este ritmo, esto podría forzar a la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) a ordenar un alza en el recibo de la luz en un futuro ajuste tarifario por CVC.

Esos ajustes corresponden al llamado Cálculo Variable Combustible (CVC) el cual estima el gasto económico en búnker del Instituto para producir energía, lo cual se traslada directamente a los abonados.

El prematuro uso de generación térmica, junto a la importación de electricidad desde Centroamérica de origen térmico también, podría explicarse en que, solo en enero, el embalse Arenal (principal reserva hídrica para generación en meses de verano) tuvo una caída de 1,7 metros en su nivel.

Del 31 de diciembre pasado al 28 de enero pasó de 543,8 metros sobre el nivel del mar (msnm) a 542,1 msnm (1,7 metros menos) para producir electricidad en el Sistema Hidroeléctrico Arenal, Dengo, Sandillal (Ardesa), que tiene 363 megavatios de capacidad de generación.

Solo este domingo y lunes, Ardesa aportó 29% y 26% de la demanda de energía nacional, respectivamente.

El embalse Arenal es de tipo interanual y el único capaz de guardar agua de un año para otro específicamente para generación hidroeléctrica en verano.

Si no se permite al nivel de sus aguas subir durante el segundo semestre de cada año, la capacidad de generación hídrica de Costa Rica se compromete en el primer semestre del siguiente año cuando llegan los meses con menos lluvias.

Esto le ocurrió al embalse Arenal al cierre del año anterior.

¿Cuánto se generó con térmicas en dos días?

El ICE produjo este domingo 1,2 Gigavatios-hora (GWh) térmicos e importó de Centroamérica –Mercado Eléctrico Regional (MER)– 1,2 GWh térmicos producidos fuera de Costa Rica; revelan estadísticas del Centro Nacional de Control de Energía (Cence).

Ambas fuentes aportaron 8% de los 28,6 Gigavatios-hora (GWh) de energía consumidos el domingo en Costa Rica.

El lunes, revela el Cence, el Instituto generó térmicamente otros 1,8 GWh (6% del consumo nacional ese día) e importó 2 GWh adicionales (6,%) de los 32,2 GWh de la demanda interna.

Exportación de energía creció

Al 31 de agosto del 2018, el embalse Arenal estaba en 541,6 msnm; tres meses después su nivel ya iba por 544,9 msnm lo cual es lo esperado de cara al verano. Sin embargo, cerró diciembre en 543,7 msnm, indica el Cence.

De esta forma, el nivel del embalse en diciembre quedó semejante al de cuatro meses antes.

Durante este lapso del 2018, el Instituto usó agua del embalse para producir 183,3 GWh de energía renovable que exportó a Centroamérica, pero que pudo almacenar en algún grado para el arranque del 2019.

Esa venta al exterior representa un 85% más de energía exportada respecto al mismo período del 2017 cuando solo exportó 98,8 GWh a Centroamérica.

Al considerarse el nivel del embalse Arenal en esos cuatro meses del 2017, las cifras del Cence evidencian que su nivel mantuvo un crecimiento sostenido de 541,6 msnm a 544 msnm al 31 de diciembre de ese año.

Exportación de luz creció a final de año
Exportación de luz creció a final de año
Caudal de ríos disminuyó ‘sustancialmente’

Se consultó al ICE qué razones explican una generación térmica tan al inicio del verano respecto al año pasado. También se le preguntó si está previsto en febrero seguir generando con combustibles.

Salvador López, director del Cence, atribuyó la baja en el embalse a otras razones.

López asegura que desde la segunda quincena de noviembre, los caudales de los ríos de las vertientes del Pacífico y del Caribe han disminuido “sustancialmente”. A la fecha, asegura, se han registrado valores “entre los más bajos del histórico desde 1965. Esto afecta principalmente a las plantas a filo de agua”.

El ingeniero agregó que las condiciones climatológicas están consideradas en la planificación anual para el período entre enero y la primera quincena de mayo y negó que tengan relación directa con la disponibilidad y la administración del recurso en alguno de los cinco embalses de regulación del Sistema Eléctrico Nacional.

La Cámara de Industrias de Costa Rica reaccionó con preocupación ante el encendido de térmicas en este punto del verano.

“La noticia que hoy publica la Nación es preocupante para los consumidores pues ya se discute un fuerte aumento de tarifas eléctricas y este no contempla la generación con combustibles. Por lo que estamos ante una amenaza de más solicitudes de aumentos por el costo variable de combustibles”, expresó Carlos Montenegro, subdirector ejecutivo de la Cámara.