Juan Fernando Lara Salas. 1 noviembre, 2019
Escolares de la comunidad comunidad de Arbolitos en Puerto Viejo de Sarapiquí. Crédito: Sutel
Escolares de la comunidad comunidad de Arbolitos en Puerto Viejo de Sarapiquí. Crédito: Sutel

La ruta para cerrar la llamada brecha digital (desigualdad en el acceso a Internet y tecnología) está plagada de “vacíos”, “falencias”, “inconsistencias” y “retrasos”, al punto de que el Gobierno carece de información precisa para conocer el avance de las inversiones que hace la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel).

Desde el punto de vista operativo, Sutel acumula a hoy un fondo de $325 millones para conectar a los habitantes más vulnerables del país, y también a aquellas comunidades donde los operadores comerciales no llegan. Además, en los últimos años, ha invertido otros $116,6 millones.

En octubre, el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt), rector del sector telecomunicaciones, volvió a emitir un informe donde no ahorra adjetivos para reclamarle transparencia y acciones a la Sutel.

“Persisten vacíos de insumos e información sobre el desarrollo de programas”, lo cual limita determinar el avance e impacto de las obras en las poblaciones escogidas, dice el Micitt. También, hay “falencias” en el informe que rindió Sutel de lo hecho en el primer semestre del año, las cuales se repiten en reportes anteriores.

“Se presentan de forma reiterada inconsistencias en los datos”, pues algunos no coinciden con otros de reportes, ante lo cual, se le llama la atención a la Sutel: “debe verificar la información que está presentando en estos documentos”, le dice el ministerio.

La Sutel, como superintendencia, maneja el Fondo Nacional de Telecomunicaciones (Fonatel), desde el cual se deben hacer las inversiones para combatir la brecha digital. Sin embargo, ambos gozan de autonomía total y la única injerencia del Micitt ante su poca eficiencia es la palabra.

“Desde el Micitt, haremos vehementes esfuerzos para que, según las potestades que nos da la ley, se cumplen los objetivos del Fondo y sea protegido; que se use para lo cual se creó. La vehemencia será reiterada en recomendaciones y observaciones cuantas veces sea necesario“, declaró Luis Adrián Salazar, jerarca del Micitt.

¿Quiénes son las cinco personas que gobiernan Sutel y Fonatel?

Los miembros del Consejo Directivo de Sutel son postulados por la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) y los ratifica la Asamblea Legislativa.

Actualmente, el Consejo Directivo está integrado por:

  • Hannia Vega Barrantes.
  • Federico Chacón Loaiza.
  • Gílberth Camacho Mora (presidente).
  • Walther Herrera Cantillo (miembro suplente).
  • Además, Humberto Pineda Villegas es el director de Fonatel desde el 2012 y responde a estos directivos.
Micitt recomienda sancionar al ICE

Los millones que acumula Fonatel (bajo órdenes de Sutel) provienen de los $195 millones que Movistar y Claro pagaron por operar en Costa Rica. A eso se suma un canon anual que deben pagar 164 empresas de telecomunicaciones, entre ellas, el ICE, que aporta la mitad. Ese canon ha ido engordando el fondo.

La mayoría de los contratos para conectar a las poblaciones más vulnerables a Internet e incluso para dotarlas de una computadora están a cargo del ICE. Sin embargo, la entidad reporta atrasos al hacer los trabajos.

Por esa razón, el ministerio pidió valorar sanciones al Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) por incumplimientos de programas en 10 de 12 cantones en la Zona Sur y el Caribe, precisa el informe MICITT-DEMT-INF-010-2019 del Micitt.

El ministerio solicitó a Sutel que le explique el por qué de los atrasos y los mecanismos que usa para "lograr que los concesionarios (a los que cede contratos) cumplan en tiempo con sus obligaciones”.

El reclamo apunta a retrasos del ICE para llevar Internet y telefonía del programa Comunidades Conectadas en los cantones de Buenos Aires, Osa, Coto Brus, Golfito y Corredores en Puntarenas y los de Guácimo, Limón, Matina, Talamanca y Siquirres.

Hasta abril del 2018, el ICE había ganado 18 de 26 concursos de Fonatel para ese programa consistente en universalizar el acceso a telecomunicaciones (telefonía e Internet) en 183 distritos.

Se suponía que para el 2017, de los 183 distritos, debían estar conectados 134 pero solo se alcanzaron 72 y en todo el 2018 no se sumó ninguno. El nivel de cumplimiento al 2019 es de 39% del programa.

“En caso de que esto implique un incumplimiento contractual debe valorarse si son aplicables las soluciones contractuales que corresponda”, señala el informe.

La Nación consultó a Humberto Pineda, director de Fonatel, si se ha considerado multar al ICE.

“Se ha detectado que el ICE presenta oportunidades de mejora y distintos informes lo constatan. Sutel acudió al Micitt para que, como rector, y siendo el ICE el operador del Estado, se trataran de arreglar algunas cosas y se aceleraran los proyectos. Entonces, más allá de multar operadores, lo que necesitamos es el resultado”, contestó.

Irene Cañas, presidenta del ICE, admitió el mes pasado las demoras con los proyectos de ese programa.

“Hemos tenido avance importante, pero en algunos puntos nos hemos quedado pegados, pero esto es un asunto de varias partes. Por eso nos reunimos hace tres semanas a nivelar la cancha y ver cómo desamarrar los nudos”, explicó entonces.

Problemas de información

El Micitt también se queja porque “persisten vacíos de insumos e información sobre el desarrollo de los programas”, lo cual asegura que le limita el análisis tal y como se lo ha hecho ver a Sutel en ocasiones anteriores.

“Se presentan de forma reiterada inconsistencias en los datos que se reportan para este informe y que a su vez no coinciden con los datos suministrados en informes previos, lo cual limita las posibilidades de un análisis efectivo”, revela el informe del ministerio.

Un ejemplo es que Sutel no había remitido a Micitt sus estados financieros auditados del 2018 para incorporarlos en este informe. Esto, acusa esa cartera, le impidió verificar para ese año que la estructura financiera de Fonatel no superara en costos 1% del patrimonio del fondo.

Ante los señalamientos del ministro Salazar, Pineda argumentó que la insatisfacción no era por la ejecución de Fonatel sino por el nivel de cumplimiento con aspectos específicos. Según Pineda, el nivel de cumplimiento con metas de política pública de Fonatel es de 94% a setiembre.

No obstante, el Micitt sí le reclamó al Fondo que sigue asignando fondos a un programa llamado Ciudadanos Conectados (centrado en acciones de alfabetización digital) que no ha sido incluido formalmente en el Plan Nacional de Desarrollo de las Telecomunicaciones (PNDT).

El PNDT es la hoja de ruta que debe seguir Fonatel para desarrollar programas.

“En informes anteriores se ha indicado de manera reiterada que Ciudadanos Conectados no ha sido incluido oficialmente en el PNDT 2015-2021, por lo tanto, no cuenta con un esquema de metas para su cumplimiento evaluación y seguimiento”, refiere el análisis del Micitt sobre ese programa aún en etapa de diseño por iniciativa de Sutel.

Crece ejecución entre reclamos

En medio de estos reclamos, el Fondo reporta una crecida en la ejecución de dineros a partir del 2018 luego de recibir críticas en años previos por su ritmo de desempeño en esa área.

Entre 2013 y 2017, Fonatel ejecutó menos de ¢19.980 millones (menos de $40 millones) de una reserva que acumulaba ¢184.000 millones (unos $325 millones) al cierre del 2017.

Hasta inicios de octubre, según había constatado La Nación, el último estado financiero disponible llegaba a ese año.

En la segunda quincena del mes pasado, este diario confirmó que la entidad actualizó en su sitio electrónico la información financiera donde ahora se listan los estados financieros del 2018 y lo correspondiente al I Semestre del 2019.

La nueva información financiera revela que a junio del 2019, el patrimonio del Fondo ascendía a ¢214.000 millones (unos $325 millones) incluso luego de haber ejecutado ¢46.269 millones entre el 2018 y la primera mitad del 2019.

Dicha ejecución equivale a $79 millones en un plazo de 18 meses.

Esto refleja que el gasto de Fonatel en programas contra la brecha digital acumula ¢66.249 millones (unos $116,6 millones) del 2013 al I Semestre del 2019.