Litro de súper pasará de ¢463 a ¢503, regular de ¢446 a ¢484 y diésel se reducirá ¢9.

Por: Juan Fernando Lara 22 abril, 2016
En siete años, el número de vehículos en las calles creció y no se modernizó. La edad promedio de los carros particulares es de 16 años. | ARCHIVO
En siete años, el número de vehículos en las calles creció y no se modernizó. La edad promedio de los carros particulares es de 16 años. | ARCHIVO

San José

Los precios de los combustibles volverán a subir la otra semana. Esta tarde, la Autoridad Regulador de los Servicios Públicos (Aresep) aprobó alzas de ¢40 y ¢38 por litro para la gasolina súper y regular, respectivamente. En el caso del diésel, aprobó una rebaja de ¢9.

Así, el litro de súper pasará de costar ¢463 a ¢503. Si hoy comprar 45 litros cuesta ¢20.835, en el futuro valdrán ¢22.635; una diferencia de ¢1.800. En el caso de la regular, el precio variará de ¢446 a ¢484. Adquirir 45 litros de este carburante dejará de costar ¢20.070 pues en adelante costarán ¢21.780 (¢1.710 adicionales).

En cambio, el litro de diésel bajará de ¢358 a ¢349. Los consumidores de este hidrocarburo se ahorrarán ¢405 ya que estos pasarán de costar ¢16.110 a valer ¢15.705 los 45 litro.

Aresep justificó el nuevo ajuste extraordinario en los combustibles por las variaciones de los precios internacionales. En el último mes, los productos terminados que importa Costa Rica registran un aumento de precio, que impacta el precio local.

Con lo anterior y de acuerdo con la metodología vigente, Aresep también actualizó el monto del rezago por la diferencia entre el precio proyectado y el precio real de compra por parte de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope). Esta revisión se hace cada dos meses. Estas dos variables explican los ajustes anunciados, explicó Aresep en un comunicado de prensa.

El ajuste entrará a regir una vez publicado en el diario oficial La Gaceta.

Este segundo aumento consecutivo de precios en el primer cuatrimestre del año ocurre en momentos cuando el precio internacional del petróleo se tambalea.

A inicios de semana, el valor mundial del crudo registró fuertes pérdidas en reacción al fracaso de una reunión celebrada en Doha que tenía como objetivo que varios países petroleros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y otros exportadores fuera de ese grupo acordaran congelar la producción para sostener los precios.

Desde junio de 2014, los precios que rondaban los $100 por barril comenzaron a caer por el exceso de oferta que el mercado no puede absorber, en un contexto de desaceleración, especialmente en China.