Juan Diego Córdoba. 3 septiembre

(Video) John Durán, fotógrafo de La Nación, relata agresión de la que fue víctima

En la última imagen que tomó John Durán, la mañana de este martes, sobre la manifestación de los sindicatos de educación se puede observar a Albino Vargas, líder de la Asociación Nacional de Empleados Públicos (ANEP), señalándolo directamente a él.

Cuenta el fotógrafo de La Nación que, segundos después, algunos manifestantes arremetieron contra él y otros colegas de la prensa nacional que estaban registrando el enfrentamiento entre sindicalistas y miembros de la Fuerza Pública, en las afueras del Congreso.

Momento en que el sindicalista Albino Vargas, señala al fotógrafo de 'La Nación' John Durán y pide a los manifestantes que lo saquen. Fotografía: John Durán
Momento en que el sindicalista Albino Vargas, señala al fotógrafo de 'La Nación' John Durán y pide a los manifestantes que lo saquen. Fotografía: John Durán

“Cuando yo veo que Albino Vargas está de frente, agarra el micrófono, me señala y dice: ‘Ahí está el fotógrafo de La Nación’. Todo fue muy rápido, él dijo sáquelo o la gente decía sáquelo, pero me identificó y me señaló”, aseguró Durán.

Después de ese llamado, una parte de la turba que se encontraba enfrentándose con la Policía se fue encima de John Durán y otros miembros de la prensa, entre ellos Marco Marín, periodista del medio digital El Observador.

“En ese momento la gente se viene contra mí; se empezó a alborotar más y empezaron a golpearnos. Yo estaba con otros compañeros, me golpearon la cabeza, en el cuello, se perdió un parasol del lente. Al lado mío había dos periodistas y también fueron agredidos”, relató Durán.

Minutos antes de la agresión, el fotógrafo de La Nación ya se había encontrado de frente con el dirigente de la ANEP.

"Yo decido subir un poco para ver qué más encontraba para registrar, en eso encuentro al señor Albino Vargas y empiezo a hacerle un par de fotos para el registro de que él estaba ahí. El hombre se me acerca y me dice: ‘No me tome fotos, no me tome fotos’, pero estamos en un lugar público.

“Cuando el hombre se me acerca me observa el gafete, ve que soy de La Nación y como que no dice nada y se retira, pero la gente que está alrededor empieza a decirme cosas, a insultarme. Me decían vendido, que por qué no renunciaba, con ese odio... pero igual nosotros estamos acostumbrados a este tipo de cosas”, afirmó Durán.