Juan Fernando Lara Salas. 8 octubre, 2019
El Parque Solar Cooperativo al sur de Santa Rosa de Pocosol de San Carlos (Alajuela) es parte de inversiones de Coopelesca R.L. para suplir la demanda de energía, no obstante, también requiere comprar energía al ICE para completar el suministro / Coneléctricas R.L. para LN
El Parque Solar Cooperativo al sur de Santa Rosa de Pocosol de San Carlos (Alajuela) es parte de inversiones de Coopelesca R.L. para suplir la demanda de energía, no obstante, también requiere comprar energía al ICE para completar el suministro / Coneléctricas R.L. para LN

La Junta Administrativa del Servicio Eléctrico Municipal de Cartago (Jasec), la Empresa de Servicios Públicos de Heredia (ESPH) y Coopeguanacaste R.L. solicitaron alzas para el 2020 en las que trasladan a los usuarios el impacto del IVA en sus operaciones comerciales.

Los ajustes pedidos van de 5% a 12% para el 2020 pero, en dos casos, hay aumentos adicionales para próximos años.

Las solicitudes persiguen financiar inversiones, gastos de operación y remuneraciones, según la justificación presentada ante la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep).

Además, las distribuidoras también deslizan el impacto del 13% correspondiente al impuesto al valor agregado (IVA) que pagan por comprarle energía al Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) para suministrarla a sus respectivos abonados.

De hecho, Aresep realizará de oficio un ajuste correspondiente al IVA pagado en el segundo semestre.

Detalle de pedidos

En el caso de Coopeguanacaste R.L., esta solicitó un alza de 9,43% para el 2020 conforme el estudio tarifario ET-070-2019 del 24 de setiembre anterior. El pedido afectaría recibos de unos 82.500 abonados.

Según esa solicitud, cada kilovatio hora (kWh) residencial pasaría de ¢67.32 a ¢73.67 (¢6.35 adicionales) para el bloque de consumo de 31 a 200 kWh. En consumos superiores a 200 kWh, el kilovatio adicional pasaría de ¢94.90 a ¢103.85 (¢8.95 extra).

Si se autoriza este ajuste, una familia abonada a esa cooperativa que utilice 170 kWh al mes, pasaría de pagar ¢11.444 hoy a ¢12.523 (¢1.080 más) en el 2020.

Jasec, por su parte, solicitó tres aumentos escalonados del 2020 al 2022 equivalentes a 29,6% adicional en relación con las tarifas actuales.

El desglose de las alzas sería así: un aumento de 5,12% en el 2020, otro de 12,30% en el 2021 y 12,17% en el 2022; precisa el estudio tarifario ET-077-2019 del 30 de setiembre anterior.

De autorizarse, esos cambios afectarán los recibos de unos 85.500 abonados en los siguientes tres años. Al final de ese lapso, cada kWh residencial subiría de ¢70.20 hoy a ¢98.19 (¢28 adicionales) en el bloque de consumo inferior a 200 kWh.

En consumos hogareños mayores a 200 kWh, cada kilovatio adicional pasaría de ¢85.93 hoy a ¢98.19 al 2022 (¢12.26 adicionales).

Así, un hogar cartaginés abonado a Jasec pasaría de pagar por mes ¢11.934 por 170 kWh este año a ¢16.692 en el 2022 (¢4.758 adicionales).

La ESPH también planteó ajustes escalonados a la Autoridad Reguladora, como revela el estudio ET-080-2019 remitido a la Aresep este 7 de octubre.

La pretensión de la Empresa, que afectaría los recibos de 87.000 abonados, es subir 33% las tarifas en los próximos dos años de esta manera: 12,36% durante el 2020 y 20,74% adicional en el 2021.

Con las tarifas actuales, una familia atendida por la ESPH hoy paga ¢11.781 por 170 kWh. Si la Aresep avala la pretensión de la ESPH, esa familia pagará al 2022 la suma de ¢15.657 por la misma energía al pasar el costo del kWh de ¢69.30 a ¢92.1.

El IVA

Estas solicitudes incluyen el impacto del IVA, el cual todas las empresas distribuidoras deben pagar al ICE cuando le compran energía, independientemente de si se los cobran a sus abonados.

De esta forma, unos 417.000 abonados de las distribuidoras de electricidad (casi 24% del total nacional) financiarían ese tributo desde sus tarifas, aunque, por ley no deben pagarlo por su consumo eléctrico.

La Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, aprobada en diciembre, precisa que solo pagarán IVA por electricidad aquellos abonados con consumos superiores a los 280 kilovatios hora (kWh). Eso corresponden al 27% de abonados del país, según estadísticas de Aresep; 73% quedan exonerados.

Aparte de Jasec, ESPH y Coopeguanacaste R.L., otras distribuidoras que compran energía del ICE son Coopelesca R.L., Coopealfaroruiz R.L. y Coopesantos R.L. las cuales integran la Cámara de Empresas de Energía y Telecomunicaciones (Cedet).

Allan Benavides, presidente de Cedet, confirmó este martes que el IVA supone una carga, razón por la cual todas estas distribuidoras pedirán alzas de entre 3% y 7% por ese rubro.

Benavides confirmó que este mes otras distribuidoras de la Cámara (Coopealfaroruiz R.L., Coopelesca R.L. y Coopesantos R.L.) plantearán sus alzas del otro año a la Aresep.

Erick Rojas, vicepresidente de Cedet, señaló que no ha sido posible convencer al Ministerio de Hacienda de exonerarlos del pago del IVA por las compras de energía al ICE.

Aumento de Aresep

Según Cedet, aparte de las alzas solicitadas, la Aresep abriría de oficio otro expediente de incremento para compensar a las cooperativas el “hueco financiero” que el IVA les habría causado durante el segundo semestre del año.

El compromiso de la Aresep con las distribuidoras consta en un oficio del 30 de setiembre pasado (OF-1172-IE-2019) donde el intendente de Energía, Marco Vinicio Cordero, confirma la apertura del proceso.

“De conformidad con lo establecido en la Ley 9635 de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, y de acuerdo con lo conversado en diferentes oportunidades sobre la aplicación y transferencia del IVA en las tarifas del sector eléctrico, se acordó que por única vez la Intendencia de Energía procedería a realizar un estudio tarifario para el segundo semestre del 2019”.

Allan Benavides, presidente de Cedet, confirmó que esta alza para todos sus abonados serviría para reconocerles a las distribuidoras sus gastos por el pago del IVA en este segundo semestre.

Ese ajuste es diferente a los ajustes individuales previstos para el 2020 donde cada empresa ya desliza en el recibo de luz el peso del IVA en todo un año.

Para realizar ese estudio tarifario adicional, la Intendencia de Energía le pidió a todas las distribuidoras información de referencia, como cálculo y determinación de porcentaje de crédito fiscal en la realización conjunta en actividades con y sin derecho a crédito, según el artículo 23 de la ley de reforma fiscal.

También el efecto de la prorrata (cuota económica a pagar) por compras de energía al ICE y pago de peaje, que alteran los costos de las empresas, así como cálculos de efecto de aplicar esa prorrata en otros gastos y a la hora de comprar activos.

Las empresas ya remitieron la información a la Aresep que, ahora, abriría el expediente de ajuste en próximos días.