Minaet criticó que existan ofertas de energía limpia y el ICE queme búnker

Por: Vanessa Loaiza N. 20 diciembre, 2012
 La presidenta Laura Chinchilla arrancó el bus híbrido (que opera con gas LPG) de Autotransportes Pavas. La unidad se llama “Doña Laura” y ella, muy risueña, dijo: “Tengo una draga en Nicaragua y un bus aquí”. | ALONSO TENORIO
La presidenta Laura Chinchilla arrancó el bus híbrido (que opera con gas LPG) de Autotransportes Pavas. La unidad se llama “Doña Laura” y ella, muy risueña, dijo: “Tengo una draga en Nicaragua y un bus aquí”. | ALONSO TENORIO

A partir de enero, las empresas del Grupo ICE deberán comprar la energía más limpia y más barata que se oferte en el mercado.

Así lo establece la directriz que firmaron ayer la presidenta, Laura Chinchilla, y el ministro de Ambiente, René Castro.

Según Castro, el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) no siempre compra la energía limpia con los costos más bajos.

“Eso no siempre ha sido así, y a veces compra la energía que tenga disponible la institución, no la que esté disponible en el país. Y a veces hemos generado térmico más allá de lo necesario, lo cual castiga a la empresa y al ciudadano”, dijo Castro, al alegar que eso eleva las tarifas y aumenta la compra de búnker y diésel.

Esta disposición abre la oportunidad para que los generadores privados, las cooperativas y las empresas municipales compitan con ofertas atractivas para el ICE.

Según Castro, no es necesario hacer reformas legales para acatar la directriz.

Como ejemplo, expuso que el costo de producción de energía de la planta Garabito del ICE para el 2011 fue de $0,2875 por kilovatio; es decir, 22 gigavatios (GWh) le costaron al país $6,3 millones.

En cambio, el precio de la energía con un generador privado para ese año fue de $0,0883 por kilovatio. “Esto significa que los 22 GWh mencionados como ejemplo le hubieran costado al país $ 1,9 millones mediante generación privada”, dijo Castro.

La mandataria Chinchilla también se manifestó preocupada porque en los últimos cinco años los costos de la electricidad se “dispararon” en más de un 80%.

“Esto tiene un impacto terrible en los hogares costarricenses y un impacto devastador en la producción nacional”, dijo .

Chinchilla lanzó una excitativa al ICE para que modernice su apéndice tarifario, de tal manera que se eliminen “distorsiones”, como que no se le compre energía a empresas generadoras eficientes.

Estos anuncios se realizaron desde el plantel de Autotransportes Pavas, que ayer presentó un autobús híbrido (que funciona con gas licuado LPG) y con capacidad para 120 personas.

Con esta unidad, la empresa ya cuenta con 101 autobuses híbridos y gestiona ante el Consejo de Transporte Público una nueva ruta, con carril exclusivo entre Pavas y la capital.