Siete personas permanecen aisladas; tres de ellas con pronóstico reservado

Por: Irene Rodríguez 21 mayo, 2013
 En el 2009, Pablo Vargas y Carlos Quesada analizaron la bacteria en la Universidad de Costa Rica. | ARCHIVO
En el 2009, Pablo Vargas y Carlos Quesada analizaron la bacteria en la Universidad de Costa Rica. | ARCHIVO

Dos personas que tenían la bacteria Clostridium difficile fallecieron este fin de semana en el Hospital San Juan de Dios.

Además, otros siete pacientes están aislados en observación. Tres de ellos tienen pronóstico reservado pues su estado es grave, y dos saldrán pronto del hospital, informaron ayer autoridades del San Juan de Dios.

Los dos muertos eran mayores de 60 años. Una mujer mayor de 70 años murió el viernes. La señora había sido sometida a una cirugía ortopédica, padecía diabetes y presión alta.

El segundo deceso sucedió el sábado. Fue el de un hombre, quien llegó al hospital con diarrea (un síntoma de la infección por esta bacteria). En su caso, no hubo tiempo de realizar los análisis para determinar su condición de salud, pero se sospecha que tenía algún tipo de cáncer.

“La bacteria ya es prevalente en el hospital. Hay casos todo el año. En estas semanas, registramos un pico y lo estamos analizando”, aseguró Manuel Villalobos, jefe de Infectología del Hospital San Juan de Dios.

Observación. Karla Carvajal, coordinadora de Infecciones intrahospitalarias del centro médico, explicó que, entre la semana 18 (del 29 de abril al 5 de mayo) y la semana 20, se dieron 20 nuevas infecciones: seis en la semana 18, siete en la semana 19 y otros siete en la semana 20.

De ellos, 11 salieron del aislamiento, dos murieron y siete están aislados en la torre de Medicina.

“La mayoría de los pacientes son adultos mayores con un promedio de 65 años, que ya estaban hospitalizados por otras causas y tenían otro tipo de enfermedades crónicas que complican la situación”, manifestó Carvajal.

En estudio. Los funcionarios del centro médico confirmaron que la cepa NAP1, la llamada “superbacteria” que elevó la alerta en el 2009, no aparece desde entonces y los tipos de bacteria registrados hasta hoy no son tan agresivos.

“El hospital tiene nuevas pruebas que le permiten determinar que esta cepa no es la hipervirulenta que afectó en el 2009 (causó 17 muertes) y que ha sido muy agresiva también en otros países.

”Sin embargo, se coordina con la Universidad de Costa Rica la realización de pruebas para identificar la cepa que está afectando en este momento”, afirmó Villalobos.

El jefe de Infectología dijo que la Clostridium es muy común en pacientes sometidos a tratamientos con antibióticos, pues estos fármacos usualmente alteran la flora intestinal y elevan la propensión a las infecciones.