Servicios

Discusión de 14 artículos traba negociaciones de nueva convención colectiva en Recope

Según el Sindicato, análisis de redacción y otras consideraciones han complicado proceso que debía concluir desde la semana anterior; dirigente asegura que discusión se ha apegado a normas de reforma fiscal

Las negociaciones para la nueva convención colectiva de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) se atascó este martes por la falta de consenso en relación con 14 artículos.

Manuel Rodríguez Acevedo, secretario del Sindicato de Trabajadores Petroleros Químicos y Afines (Sitrapequia), confirmó que la previsión era concluir el proceso la semana pasada pero no fue posible, pese a que en los últimos meses aumentaron la frecuencia de las reuniones.

Sin entrar en detalles, confirmó que para este martes debían discutirse 14 artículos y estaban haciendo el mayor esfuerzo por acelerar el paso.

No obstante, consideran que se requiere una revisión con más detalle de esos textos, a la luz de la coyuntura actual.

“Estamos tratando de ser visionarios por si pasa el proyecto de ley de reforma de empleo público, son otros tiempos ahora y esto es una gran responsabilidad”, indicó.

Apenas un día antes, la oficina de prensa de Recope y el presidente ejecutivo de la entidad, Alejandro Muñoz Villalobos, adelantaron que este martes se firmaría el acta de cierre de la negociación, que comenzó desde los primeros meses de 2020.

Hasta el momento, el proceso ha sido llevado con gran reserva y según Muñoz, no sería posible dar a conocer los términos del nuevo acuerdo laboral hasta tener el aval de la comisión responsable de su revisión, en el Ministerio de Trabajo.

No obstante, ese mismo día, el presidente Carlos Alvarado advirtió a Recope que deberá dar a conocer “lo antes posible” el texto del nuevo acuerdo laboral. Lo dijo mediante un mensaje en su cuenta de Twitter.

Reforma fiscal

El secretario de Sitrapequia añadió que si este martes logran finalizar la negociación, vendría una compilación de las actas que plasman los acuerdos de todas las sesiones anteriores, los cuales tienen que presentarse a la Junta Directiva de Recope.

Solo después de ese proceso, aseguró, se firmaría el acta que da por concluida la etapa de negociación.

Igual que lo hizo el jerarca de Recope, el lunes, el dirigente sindical aseguró que se han alineado a la reforma fiscal de diciembre de 2018, que entre otros aspectos, señala que todos los incentivos deben pasar de montos calculados en forma porcentual a nominales, para evitar el crecimiento exponencial de incentivos como las anualidades.

“Nosotros estamos apegados al cumplimiento de la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas por lo cual hay que adecuar algunos artículos de la convención. Aquellos (sobresueldos) que se mantengan deben pasar a montos fijos en vez de porcentuales”, señaló Rodríguez.

Esto augura la eliminación o ajuste de artículos hasta hoy vigentes donde los pluses se calculan con porcentajes.

El artículo 116, por ejemplo, dice que “la empresa pagará por concepto de trabajos expuestos a temperaturas, un setenta y cinco por ciento (75%) adicional equivalente al salario base devengado” cuando el trabajador opera en ciertas condiciones.

Entretanto el 114 establece que Recope pagará “sesenta por ciento (60%) adicional al salario devengado por el trabajador durante el tiempo efectivo que este labore ejecutando trabajos de construcción y reparación en alturas mayores a diez metros.

También el 156, indica que “los trabajadores profesionales recibirán un aumento del porcentaje de la anualidad al 5% del salario base por cada año laborado, que han venido recibiendo en virtud de negociaciones anteriores”.

Igualmente, debía someterse a revisión el 159, que por razones de “peligrosidad” asigna un 15% adicional al salario base a trabajadores de Recope en sus instalaciones de Moín (Limón) y de 10% a quienes se laboren en planteles de distribución y almacenaje de hidrocarburos.

Juan Fernando Lara Salas

Juan Fernando Lara S.

Redactor en la sección Sociedad y Servicios. Periodista graduado en la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio Redactor del año de La Nación (2012). Escribe sobre servicios públicos, infraestructura, energía y telecomunicaciones.