José Andrés Céspedes. 7 agosto
Costa Rica abrió el sábado 1.° de agosto sus fronteras aéreas para recibir a viajeros internacionales luego de cuatro meses de cierre preventivo a raíz de la pandemia del nuevo coronavirus. Foto: Rafael Pacheco
Costa Rica abrió el sábado 1.° de agosto sus fronteras aéreas para recibir a viajeros internacionales luego de cuatro meses de cierre preventivo a raíz de la pandemia del nuevo coronavirus. Foto: Rafael Pacheco

El director ejecutivo del Consejo de Transporte Público (CTP), Manuel Vega, denunció este viernes que los transportistas “piratas” que se acercan al aeropuerto internacional Juan Santamaría para ofrecer sus servicios exponen a los turistas extranjeros al covid-19 por falta de protocolos sanitarios.

Vega dijo sentirse “molesto y preocupado” por la situación, ya que asegura que la alta presencia de estos conductores pone en riesgo la operación “burbuja turística”, que busca cuidar la salud de quienes llegan al país por medio de vuelos internacionales.

“Hemos estado recibiendo muchas alertas este viernes sobre la presencia de transporte ilegal que expone a nuestros visitantes al contagio por covid-19, ya que no cumplen con los protocolos sanitarios mínimos, ni mucho menos con pólizas de seguros de ningún tipo”, dijo el funcionario.

El jerarca del CTP afirmó que, con el fin de atender el tema, se realizará un esfuerzo coordinado para movilizar efectivos de la Policía de Tránsito e inspectores del CTP para ejercer control y sancionar de manera drástica a estas personas.

“Desde hace varios meses, varias instituciones responsables de la operación del aeropuerto hemos venido trabajando para asegurar el viaje, la estancia y el retorno de los turistas; no vamos a permitir que se rompa la ‘burbuja turística’ que estamos implementando.

“Este ha sido un esfuerzo conjunto, en el cual toda la trazabilidad de viaje que realizan los turistas debe estar asegurada, de ahí el llamado a abordar, una vez fuera del aeropuerto, solamente los taxis autorizados y los servicios especiales de transporte de turismo que ya están habilitados, porque viajar en vehículos ‘piratas’ expone la salud de los turistas y los esfuerzos de todo el país”, subrayó Vega.

Desde el 2017, con el fallo de la Sala IV que declaró constitucional la ley 8955 que regula el Servicio Especial Estable de Taxi (Seetaxi) –modalidad de puerta a puerta–, se reactivaron las multas a quienes brindan transporte público sin contar con los permisos del Estado.

Los conductores o propietarios de estos vehículos pueden ser sancionados con la ley de tránsito o con la ley de la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep). Nunca se pueden aplicar ambas leyes a la misma vez. Es decir, si se le imponen las multas estipuladas en la ley de tránsito, no podría aplicarse la de Aresep. La aplicación de una u otra queda a discreción del oficial de Tránsito.

Apertura a viajeros

Costa Rica abrió el sábado 1.° de agosto sus fronteras aéreas para recibir a viajeros internacionales, luego de cuatro meses de cierre preventivo a raíz de la pandemia del nuevo coronavirus.

Los turistas extranjeros que deseen ingresar al país deben presentar una prueba negativa de covid-19 realizada con 48 horas de antelación, la cual tiene un valor que oscila entre los $150 y los $200, de acuerdo con las estimaciones de la Asociación Costarricense de Agencias de Viajes (ACAV).

Este miércoles, el Gobierno reformó el decreto Ejecutivo 42513-MGP-S para permitir que los viajeros que ingresen al país por vía aérea puedan utilizar seguros internacionales que cubran la hospitalización y alojamiento en caso de contagio por covid-19.

Ahora, los foráneos que lleguen a Costa Rica no estarán limitados a adquirir el seguro que ofrece el Instituto Nacional de Seguros (INS), sino que podrán optar por una póliza vigente con cobertura internacional que abarque los gastos médicos generados por la enfermedad que provoca el nuevo coronavirus.

El seguro deberá cubrir gastos médicos mínimos equivalentes a los costos de internamiento en un hospital por el tiempo que se requiera, así como un mínimo de cobertura de 14 días por gastos de hospedaje.