Esteban Oviedo. 12 septiembre
Los hospitales públicos están llegando el tope de su capacidad. En la imagen, la unidad de cuidados intensivos del hospital San Juan de Dios. Foto: Carlos González/ HSJD
Los hospitales públicos están llegando el tope de su capacidad. En la imagen, la unidad de cuidados intensivos del hospital San Juan de Dios. Foto: Carlos González/ HSJD

El Gobierno publicó este viernes un decreto que ordena a los hospitales privados poner a disposición del Ministerio de Salud “las camas de internamiento y los recursos asociados a este servicio, sea de forma total o parcial, para la atención de personas pacientes con COVID-19”.

Según el decreto 42607-S, el Ministerio de Salud determinará los porcentajes, la gradualidad y progresividad de la disposición de las camas.

(Video) Más apertura, más responsabilidad

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) se encargará de coordinar el empleo de las camas para pacientes críticos y de mediana complejidad en los hospitales privados.

Vía resolución, del Ministerio de Salud podría requerir de otros servicios por parte de los establecimientos de servicio de salud privados, “cuando bajo la debida consideración técnica resulte necesario para el abordaje del estado de emergencia en el territorio nacional debido al COVID-19”.

El decreto fue publicado en momentos en que el país suma 534 hospitalizados por covid-19, de los cuales 221 están en camas de unidades cuidados intensivos (UCI) en hospitales públicos.

Salud registra un acumulado de 54.000 casos y 583 fallecidos.

De hecho, este sábado comenzarán a instalarse contenedores refrigerados para cadáveres en cuatro hospitales de la CCSS.

El miércoles, el ministro de Salud, Daniel Salas, anunció el decreto para recurrir a las camas de los hospitales privados.

“Los esfuerzos que ha hecho la Caja han sido enormes, pero tampoco son eternos, no pueden prolongarse, tienen un límite. Bajo esa premisa de que tenemos de salvar todas las vidas que se puedan es que se haría uso y de forma paulatina”, explicó Salas ese día.

En este momento, están disponibles 22 espacios en UCI de Clínica Bíblica, Hospital Cima y Hospital La Católica.

La medida se toma ante la posibilidad de que se mantenga la tendencia de 1.000 casos diarios. De sea así, las autoridades proyectan una saturación de los hospitales públicos para finales de setiembre o inicios de octubre.

Los centros medicos de la CCSS se acercan a su máxima capacidad pese al proceso de transformación y ampliación, que ha demandado una fuerte inversión.

La intención del Gobierno es buscar todas las camas disponibles del país.

Massimo Manzi, director ejecutivo de la Cámara Costarricense de Salud, que agrupa a los centros médicos privados, afirmó que podrían disponer hasta de 40 camas, entre ellas las de cuidado intermedio que se pueden convertir en UCI.