Por: Luis Miguel Herrera C. 19 septiembre, 2014

La CNFL tiene unos 28.000 transformadores en su red. | JONATHAN JIMÉNEZ
La CNFL tiene unos 28.000 transformadores en su red. | JONATHAN JIMÉNEZ

La Contraloría General de la República (CGR) denunció débiles controles en el Sistema Nacional de Distribución Eléctrica, los cuales pueden incrementar los precios de las tarifas del servicio.

Según el ente contralor, esto sucede por que las empresas que dan el servicio no pueden controlar dónde se generan pérdidas de energía en la red.

Una de las críticas es que que el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y la Empresa de Servicios Públicos de Heredia (ESPH) no cuentan con los datos que permitan identificar si el tiempo en operación de cada transformador de la red es menor o igual a 25 años, tiempo que determina su vida útil.

Además, la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL) solo tiene el registro del año de fabricación de 2.150 de los 27.993 transformadores instalados en su red.

La Nación llamó a los tres operadores, pero al cierre de edición, solo los voceros de la ESPH dieron una respuesta al informe de la CGR.

Según, Francisco Angulo, vocero de la ESPH, esta empresa va a aclarar al ente contralor que sí realiza un proceso de vinculación de activos, es decir que sí existe un control contable y localizado de los transformadores. Agregó que están buscando mejorar este punto.