Sofía Chinchilla C.. 12 julio, 2016
‘Cinco trámites’ amenazan inicio de ferri a El Salvador
‘Cinco trámites’ amenazan inicio de ferri a El Salvador

“Cinco trámites administrativos” amenazan el comienzo del servicio de ferri para carga entre Costa Rica y El Salvador.

Esa fue la explicación que dio Vernor Murillo, representante de la naviera Odiel, encargada de los viajes, ante la incertidumbre sobre el inicio de esa nueva modalidad de transporte.

No obstante, Murillo manifestó que de momento la empresa prefiere no precisar las gestiones que se encuentran pendientes.

En marzo pasado, la compañía española Odiel y el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) anunciaron que el primer viaje se haría este julio.

Jorge Mora, de la División Marítimo Portuaria del MOPT, admitió que falta concretar la presencia de la Dirección General de Migración y Extranjería, así como del Ministerio de Hacienda, en el puerto de Caldera.

Aún así, se tiene programado que el primer recorrido del barco de carga llegue a ese puerto del Pacífico, el 28 de este mes, procedente de La Unión, El Salvador.

“Con relación a los temas de la administración y el apoyo de las diferentes instituciones involucradas, así como el puerto, estamos en espera, listos para que efectivamente se haga realidad este servicio”, aseguró Mora.

Sin embargo, Murillo explicó que arrancar en la fecha programada solo será posible si los asuntos pendientes se resuelven. El ferri La Paz Start, dijo, está listo desde el 6 de junio para navegar.

Según el representante de la naviera, con la salida de Sebastián Urbina del viceministerio de Transportes, el pasado 22 de junio, “se puso todo en pausa”.

Con él coincidió Hernán Araya, tesorero de la Cámara Costarricense de Transportistas Unitarios: “Le voy a ser honesto. El que estaba viendo este tema era Urbina, ahora no se sabe quién lo tendrá”, manifestó.

El servicio. El ferri de carga de la empresa Odiel tiene capacidad para mover 100 furgones a la vez.

Además, puede transportar a 258 pasajeros y 42 tripulantes.

El viaje entre los dos puertos se podría completar en unas 16 o 18 horas, a un precio de unos $800, detalló Murillo.

Tal monto incluye dos tiempos de alimentación y una habitación. De requerir transporte adicional por tierra, cada cliente deberá contratarlo por aparte.

Por la vía terrestre, trasladar un contenedor desde San José hasta San Salvador tiene un costo aproximado de $1.100, y se tarda entre tres y cuatro días.

Dudas. En opinión de Araya, el proyecto del ferri para acarreo de mercadería no avanza.

De acuerdo con el transportista, el gremio no ve esta nueva modalidad como una amenaza; al contrario, la ven como oportunidad y una opción extra en caso de que Nicaragua cierre la frontera y bloquee el paso hacia el norte.

No obstante, cuestionó el ahorro de tiempo y dinero, ya que la tarifa solamente incluye el flete por agua, pero no desde el origen hasta el puerto, ni desde el muelle de llegada hasta el destino.

“Ellos dicen que es muy rápido y es cierto, una vez que el barco sale, pero resulta que hay que tener el camión en el puerto 24 horas antes del zarpe. O sea, si el barco sale un lunes, el camión debe estar en el puerto desde el domingo”, calculó Araya.