Juan Fernando Lara Salas. Hace 6 días
El 7 de abril anterior, oficiales de Tránsito efectuaron una revisión de placas frente a la Facultad de Derecho de la Universidad de Costa Rica, en San Pedro de Montes de Oca. Foto: John Durán
El 7 de abril anterior, oficiales de Tránsito efectuaron una revisión de placas frente a la Facultad de Derecho de la Universidad de Costa Rica, en San Pedro de Montes de Oca. Foto: John Durán

El irrespeto a la restricción vehicular sanitaria obligó a 3.950 choferes a pagar multas por un total de ¢371 millones.

Ese es el monto recaudado desde marzo, pero solo corresponde al 29% del total de partes realizados por esa causa, que son 13.529, informó el Consejo de Seguridad Vial (Cosevi).

Son boletas que se realizaron entre el 23 de marzo y el 16 de mayo.

Cada una implica una multa de ¢107.000 y el retiro de placas de los vehículos que circularon fuera de los horarios o días permitidos por el Ministerio de Salud, como parte de las medidas establecidas para enfrentar la pandemia de covid-19.

Del total de boletas, solo en abril se impusieron 10.170, explicó Édwin Herrera Arias, director ejecutivo de la entidad.

Inicialmente, la multa por violar la restricción vehicular ascendía a ¢23.415, pero el 3 de abril los diputados aprobaron el aumento de la sanción a ¢107.000 y, además, el retiro de las placas a los vehículos.

El día que se registra más recaudación en las últimas semanas ha sido el lunes con un promedio de ¢20 millones en el pago.

“Eso puede ser por diversas causas. Recordemos que los conductores que paguen su multa de ¢107.000 en los siguientes quince días después de recibir la boleta, reciben un rebajo de 15% del monto”, explicó el funcionario.

Gracias a ese rebajo de ¢16.050, el pago final queda en ¢90.950.

A partir del 25 de abril, Cosevi ha entregado un promedio de 3.000 placas por semana, lo que la implica, según el jerarca, que la entidad trabaja al límite de sus posibilidades.

“Hemos estado mejorando la respuesta institucional para quienes vienen a buscar sus placas y puedo decirle que estamos al tope y con los funcionarios casi vueltos locos. Pero ahí vamos, lo mejor que esta coyuntura nos lo permite”, comentó.

Un aspecto que se debe tomar en cuenta es la cantidad de conductores que impugnan el parte.

Herrera indicó que, en este momento, Cosevi tiene más de 14.800 apelaciones por el retiro de placas debido a la violación de la restricción vehicular sanitaria y de otras normas de tránsito.

La intención del Gobierno era trasladar el dinero recaudado por este motivo al fondo de ayuda a trabajadores y familias más golpeadas por los efectos económicos de la pandemia.

Restricción continúa

El Gobierno decidió, la semana anterior, extender la restricción vehicular sanitaria hasta el 31 de mayo, aunque implementó una variación en los horarios.

Antes del pasado 18 de mayo, los vehículos no podían circular entre las 7 p. m. y las 5 a. m. (10 horas). Ahora, la restricción se redujo de las 10 p.m. a las 5 a. m. (7 horas).

Durante el día, se mantiene la restricción por número final de placa. Es decir, los lunes no pueden transitar los automotores con matrículas terminadas en 1 y2; los martes, 3 y 4; los miércoles, 5 y 6; los jueves, 7 y 8; y los viernes, 9 y 0.

En cuanto a los fines de semana, lo sábados no pueden circular durante el día las placas terminadas en número par (0, 2, 4, 6 y 8) y los domingos, los impares (1, 3, 5, 7 y 9).

En las noches, tanto sábados como domingos se mantiene la restricción total de 7 p. m. a 5 a. m. (10 horas).