Daniela Cerdas E., Mayela López.   18 abril
En la foto, en la terminal de buses de Pulmitan de Liberia había bastante afluencia de vacacionistas hacia Guanacaste este Jueves Santo. Fotos: Mayela López

En la terminal de autobuses de Puntarenas, en barrio Los Ángeles, San José, los buses llenos de vacacionistas salen cada cinco y diez minutos hacia el puerto.

Ese ritmo se ha mantenido desde las 4: 30 a. m. de este Jueves Santo. Los vacacionistas aprovechan los días libres para ir a visitar familiares o para ir a dar una vuelta a la playa.

Lo mismo está ocurriendo en la terminal de Caribeños, en barrio Tournón, Goicoechea; y en la terminal de Pulmitan de Liberia.

“Vamos para el puerto nos vamos a quedar a acampar un rato. Trajimos comida, tienda de campaña, hamacas, de todo. Somos siete, vamos acampar exactamente en Caldera, nos quedamos hasta el sábado para llegar, descansar el domingo, y entrar a trabajar otra vez el lunes”, contó Arlin Bucardo, vecino de Pavas.

Francisco Vargas, despachador de la Terminal de Empresarios Unidos de Puntarenas contó que el flujo de personas ha sido constante, pero que no se les ha salido de las manos.

“Contamos con 25 refuerzos: van a Puntarenas regresan vacíos y vuelven a cargar, bus que se llena, bus que se
va. Salimos cada cinco o 10 minutos. Daremos el servicio hasta las 5 de la tarde”, dijo Vargas.

En la terminal de Caribeños, unas 200 personas hacían fila cerca del mediodía para ir a disfrutar sus días libres fuera de San José.

Solgenny Olejua era una de las que hacía fila. Ella va a visitar a su familia.

“Vamos para Guácimo de Limón a visitar a mis hijos. Ayer me tocó trabajar entonces me vine hoy. Se ve bastante gente, bus lleno, bus saliendo”, contó Olejua.

María Fernanda Montero también espera el bus, con su bebé, para ir a la Virgen de Sarapiquí a visitar a su familia.

“Ayer tenía que trabajar, salí tarde y no quería sacar a la bebé tan noche. Alistamos todo en la mañana, el bus sale a la 1 de la tarde; vamos llegando como a las 4: 30 p.m. y nos devolvemos el domingo. Voy a visitar a mi mamá y a mi hermano y a que mi mamá conozca a su nieta”, relató la vacacionista.

Otras personas prefirieron quedarse en San José y dar una vuelta en la capital.

Yuly Vásquez, vecina de Montes de Oca, estaba disfrutando del día en Parque de la Paz, en el sur de la capital, donde le compraba un papalote a su hija y sobrina.

“Nos vinimos a pasar aquí el día porque las piscinas y la playa están muy llenas. Nos quedamos más que todo por eso, para llegar a la playa o lugares así es muy difícil estos días, hay mucha presa. Aquí nos vamos a quedar todo el día”, contó Vásquez.

En Barrio México, una familia y amigos ni siquiera salieron de la casa pero eso no les impidió disfrutar los días libres. Sacaron su piscina para apaciguar el calor y una parrilla para calmar el hambre con carne y salchichón. Afirman que es más barato.

“Nos quedamos tranquilos en la casa y disfrutamos pura vida”, dice Justo Alvarado, uno de los integrantes de esa familia.

En la foto, José López (izquierda), Fernando González y Arlin Bucardo (de rojo), van a acampar en familia a Caldera hasta el sábado. Llevan gran cantidad de cosas para la tienda de campaña, comida y demás. Fotos: Mayela López
En la foto, en la terminal de buses Caribeños el movimiento de vacacionistas era considerable este Jueves Santo, muchos iban de paseo o a visitar familiares. Fotos: Mayela López
En la foto, en la terminal de buses de Empresarios Unidos el movimiento de vacacionistas hacia Puntarenas era considerable este Jueves Santo. Cada 10 minutos salía un bus lleno hacia Puntarenas, con paradas en Esparza y Caldera, entre otros. Fotos: Mayela López
En la foto, José López va a acampar con la familia a Caldera hasta el sábado. Lleva gran cantidad de cosas para la tienda de campaña, comida y demás. Fotos: Mayela López
En la foto, en la terminal de buses Caribeños el movimiento de vacacionistas era considerable este Jueves Santo, muchos iban de paseo o a visitar familiares. Fotos: Mayela López
. Justo Alvarado (de anteojos), Rosa Velásquez (pelo negro y pantalón rojo), Aleida Martínez, los niños Saret Machore y Wesly Alvarado Velásquez, se quedaron esta semana en San José. Afirman que es más barato. Fotos: Mayela López
18/04/2019. Justo Alvarado (de anteojos), Rosa Velásquez (pelo negro y pantalón rojo), Aleida Martínez, los niños Saret Machore y Wesly Alvarado Velásquez, se quedaron esta semana en San José. Fotos: Mayela López
Muchas personas aprovecharon el feriado de este Jueves Santo para visitar el Parque de la Paz pues se quedaron en San José para no gastar dinero. En la foto, Yuly Vásquez (izquierda) le compra un papalote a su hija Breitsy Vásquez. Se los vende Mary Padilla, quien asegura que este jueves hay mucha gente en el parque. Fotos: Mayela López
Muchas personas aprovecharon el feriado de este Jueves Santo para visitar el Parque de la Paz pues se quedaron en San José. En la foto, la familia Cisneros Salzar, de Alajuelita, llegó a pasar el día al parque. Llegaron como a las ocho de la mañana. La mamá, Tania Salazar, alistó arroz con carne hoy en la mañana para almorzar y pretenden quedarse hasta que se cansen de estar ahí.
Muchas personas aprovecharon el feriado de este Jueves Santo para visitar el Parque de la Paz . En la foto, Javier Amador, vecino de Hatillo, vuela papalotes con sus hijos. Asegura que prefieren quedarse en San José porque hay mucho peligro en la playa. Fotos: Mayela López