Diego Bosque. 20 marzo
Flor María Salazar Chinchilla, vecina de Alajuelita, almacena agua en estañones para paliar los efectos del racionamiento. Fotografia fines ilustrativos: Lilliam Arce / Archivo.
Flor María Salazar Chinchilla, vecina de Alajuelita, almacena agua en estañones para paliar los efectos del racionamiento. Fotografia fines ilustrativos: Lilliam Arce / Archivo.

En medio de la emergencia que enfrenta el país por la propagación del nuevo coronavirus, el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) intenta paliar el déficit de agua de los barrios del sur de San José.

Este viernes, la entidad confirmó la habilitación de dos nuevos pozos en Belén, Heredia, que inyectarán 84 litros por segundo al sistema del acueducto metropolitano, con lo cual se podrá cubrir el consumo de agua diario de 21.000 personas.

El AyA realiza el anuncio en momentos em que atraviesa una crisis por los racionamientos del líquido en 14 cantones de la Gran Área Metropolitana (GAM), los cuales llegaron a afectar hasta 357.000 personas.

La molestia de la población por la escasez de agua provocó bloqueos de carreteras, presentación de recursos de amparo y la intervención de la Defensoría de los Habitantes.

Además, la Cámara Costarricense de la Construcción solicitó a Casa Presidencial intervenir el AyA para garantizar la continuidad del servicio y agilizar la ejecución de infraestructura para mejorar el suministro.

Incluso, la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) obligó al Instituto a disminuir sus tarifas, pues en las últimas semanas ha realizado cortes del servicio superiores a las ocho horas diarias.

La decisión se sustentan en el artículo 95 el Reglamento de Prestación del Servicio, el cual establece que el operador no deberá cobrar el cargo fijo en caso de discontinuidad del servicio por más de ocho horas diarias durante al menos 20 días naturales al mes, suspensión total por más de 3 días naturales consecutivos, o más de siete días naturales no consecutivos (ambos en el mismo mes).

El cargo fijo es el monto que cada cliente paga por la conexión al sistema de acueductos. Ese importe es de ¢2.000.

Programa de racionamiento

El programa de racionamientos que regirá para la semana del 23 al 29 de marzo librará a 28.000 personas de las suspensiones del servicio. Debido a ello, la población que sí resultará afectada será de 303.750 personas (331.750 la semana anterior).

Mientras, el horario de abastecimiento en los distritos de Hatillos, Mata Redonda y San Sebastián será de 4:30 a. m. a 9 a. m. y de 4:30 p. m. a 9 p. m. El comportamiento del acueducto metropolitano en estos días no permite la ampliación de los horarios con servicio en esas comunidades por el momento.

AyA recuerda que existe un margen de una hora y 30 minutos entre los horarios establecidos y el momento en que efectivamente se suspende y se restablece el servicio en cada sector.

Esto ocurre en forma paulatina dependiendo de la altura de cada punto, el agua que quede en las tuberías y la distancia respecto al tanque, entre otros.