Patricia Recio. 9 agosto
Las empresas deben evitar que se generen aglomeraciones en las paradas de sus rutas . foto Alonso Tenorio
Las empresas deben evitar que se generen aglomeraciones en las paradas de sus rutas . foto Alonso Tenorio

El Consejo de Transporte Público advirtió a los concesionarios de rutas de buses que debido a la intensificación de medidas de restricción vehicular y la apertura de más negocios y actividades comerciales en los cantones bajo alerta amarilla, deberán mantener al menos un 40% de operación en las rutas regulares.

El documento, enviado por el director ejecutivo Manuel Villalobos, indica que los operadores pueden administrar la frecuencia de los servicios y realizar los ajustes operativos necesarios para cumplir con el porcentaje establecido.

“Cada operador es responsable de brindar los servicios a las personas usuarias que deben cubrir las actividades laborales y productivas esenciales, debido a que conoce la movilización de la población dentro de las rutas autorizadas”, añade el oficio.

Además indicaron que deberán estar atentos al comportamiento de los usuarios para reforzar el servicio en los momentos de mayor demanda y así evitar aglomeraciones en las paradas, principalmente en hora pico.

Bajo esa premisa, el CTP autorizó a los autobuseros a habilitar los servicios “que considere necesarios”.

Las empresas a cargo de las rutas de buses deberán mantener los primeros y últimos servicios para garantizar a los trabajadores que laboran en la primera línea de atención, los servicios para movilizarse a sus lugares de trabajo.

“No podrán suspender servicios en ningún momento, lo que si pueden es adecuarlos a las circunstancias operativas y de cumplimiento a la protección de la salud de las personas”, agrega.

Asimismo, establece que en caso de existir mayor demanda de usuarios en las paradas deberán, adecuar los servicios para que los efectos de las aglomeraciones sean los mínimos.

Los autobuses deberán viajar con el 100% de la capacidad de usuarios sentados, y no se permite llevar pasajeros de pie.

También se mantiene el lineamiento del uso obligatorio de mascarilla o careta dentro de las unidades y en las paradas.

Las empresas además deberán informar a los usuarios de sus rutas de las condiciones de operación que mantendrán durante estos días.

A partir de este lunes y hasta el próximo viernes 21 de agosto, regirá una medida de restricción vehicular sanitaria diferenciada para cantones de alerta naranja y amarilla.

En el caso de los primeros, solo se podrá circular un día a la semana de acuerdo al número de placa en horario de lunes a viernes de 5 a.m. a 9 p.m.

Restricción vehicular

DISTRIBUCIÓN POR CANTONES

FUENTE: GOBIERNO DE LA REPÚBLICA    || INFOGRAFÍA/ LA NACIÓN.

En los sitios identificados como con alerta amarilla, la medida continúa siendo de un día a la semana de no circulación.

Aunque la medida iría acompañada de un cierre más estricto de negocios, el sábado el Gobierno anunció la flexibilización en algunos sectores como tiendas, restaurantes y salones de belleza.