Juan Diego Córdoba González. 15 abril
Primeras unidades estarán el último trimestre del 2020 en el país, luego de que la Fábrica CRRC Sifang Co. reanudara su operación regular tras la emergencia mundial por COVID-19. Foto: Cortesía de Incofer
Primeras unidades estarán el último trimestre del 2020 en el país, luego de que la Fábrica CRRC Sifang Co. reanudara su operación regular tras la emergencia mundial por COVID-19. Foto: Cortesía de Incofer

La compañía china encargada de fabricar los ocho trenes nuevos del Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer) terminó la carrocería de las máquinas.

Los vehículos de transporte público también tienen instalados los pisos y está en proceso la colocación de los componentes interiores.

Por su parte, las empresas alemanas Man y Voith avanzan en la fabricación de los motores de las máquinas y de los componentes eléctricos.

El ensamblaje de las máquinas se realizará en el país asiático.

“Los motores y todo el equipo eléctrico también llevan un avance significativo de fabricación en las empresas alemanas. Estamos muy complacidos en poder seguir adelante con este proyecto que de seguro nos traerá muchísima esperanza", afirmó Elizabeth Briceño, presidenta ejecutiva de Incofer.

Las primeras dos unidades llegarán al país en setiembre, para comenzar con un protocolo de prueba. Cuando termine esa etapa se pedirá el envío de las seis máquinas restantes.

Aunque el arribo de esas unidades estaba previsto para julio, la entrega se atrasará dos meses debido a que la empresa CRRC Quingdao Sifang operó a media capacidad durante varios meses, a causa de la emergencia sanitaria en China por el nuevo coronavirus.

(Video) Lista carrocería de los trenes nuevos

Características

Cada una de las ocho locomotoras tiene capacidad para transportar 372 pasajeros, es decir, más del doble de las máquinas con las que opera actualmente el servicio de transporte en trenes.

Las unidades miden 38 metros de largo, tienen aire acondicionado, asientos preferenciales y espacio para dos sillas de ruedas por unidad.

También cuentan con un sistema de información para usuarios mediante pantallas led, así como avisos sonoros.

Los motores alemanes son de tecnología Euro IIIB, la cual reduce hasta en un 90% las emisiones contaminantes, en comparación con máquinas más antiguas.

Además, cada uno de los nuevos trenes dispondrá de un equipo intercomunicador para que el maquinista haga anuncios, así como un sistema de emergencia para los pasajeros.

Otra de las novedades es que estas máquinas tendrán un ruido interno reducido y que la carrocería, así como las ventanas, son de alta resistencia a los impactos.

La empresa estatal adquirió las ocho unidades por un monto de $32,7 millones. Ese pedido incluye equipo de mantenimiento que ya está en el país.

La vida útil de las locomotoras es de 30 años.

Nuevas rutas

Los ocho trenes nuevos le permitirán a la entidad ferroviaria extender el servicio hasta Coyol de Alajuela y Paraíso de Cartago.

Al disponer de más unidades, Incofer podrá asumir la demanda de pasajeros en esos nuevos servicios.

La reconstrucción de la ruta hacia Paraíso se encuentra en etapa avanzada; ahora se debe retomar las vías entre el centro de Alajuela y Coyol.

El plan original del Instituto es que esa última ruta pueda extenderse, incluso, hasta el Parque Viva, en La Guácima, Alajuela.