Juan Fernando Lara. 13 febrero
La variación favorable a los consumidores equivale a 3,7% para el primer kilómetro y 2,3% por cada kilómetro adicional. Alexánder Otárola.
La variación favorable a los consumidores equivale a 3,7% para el primer kilómetro y 2,3% por cada kilómetro adicional. Alexánder Otárola.

Los usuarios del servicio de taxi pagarían ¢25 menos por el primer kilómetro recorrido y ¢15 por cada uno de los restantes si prospera una solicitud de rebaja planteada por la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep).

La propuesta se tramita en el expediente ET-010-2019 abierto el pasado 7 de febrero. La entidad ya abrió el período de consulta pública para discutir este ajuste extraordinario correspondiente al segundo semestre del año.

La variación favorable a los consumidores equivale a 3,7% para el primer kilómetro y 2,3% por cada kilómetro adicional.

Cada semestre, la Intendencia de Transportes de la Aresep analiza variables como el precio de los combustibles, el tipo de cambio, el salario de los taxistas y los cánones de regulación para ajustar las tarifas.

Este ajuste propuesto responde, principalmente, a disminuciones en el precio de los combustibles y también en gastos administrativos.

Con el cambio, la tarifa de salida pasaría de ¢670 a ¢645; la variable, de ¢630 a ¢615. Entretanto, la tarifa de espera pasaría de ¢3.850 a ¢3.750 por hora (¢100 menos).

El monto por demora también se reduce de ¢6.300 a ¢6.140 (¢160 menos) por hora.

En el caso de los taxis para personas con discapacidad, la tarifa de salida descendería de ¢670 a ¢645 (¢25 menos), y la variable, de ¢595 a ¢585.

Los servicios en zonas rurales tendrán la misma variación en su tarifa de salida y en la de los kilómetros adicionales, pues sus costos se abaratarían de ¢670 a ¢645 y de ¢650 a ¢640, respectivamente.

Servicio en aeropuerto varía

La Aresep también propuso una rebaja en el servicio de taxi de aeropuerto conforme otro estudio tarifario (ET-011-2019) que abrió la Intendencia de Transporte.

La disminución en este caso sería de ¢40 menos por el primer kilómetro recorrido de ese servicio (-4%) y ¢15 por cada adicional recorrido (-1,8%).

Con este cambio, la tarifa de salida pasará de ¢995 a ¢955; la variable, de ¢830 a ¢815. En el caso de la tarifa por espera pasaría de ¢3.875 a ¢3.805 por hora (¢70 menos) y la tarifa por demora cambiaría de ¢8.230 a ¢8.080.

La Aresep ahora recibirá observaciones a las propuestas de ajuste y analizarla. Luego remitirse a la Junta Directiva de la entidad y publicarse en el diario oficial La Gaceta.

Esto quiere decir que el ajuste podrían aplicarse para abril.