El AyA informó que el acueducto de Bribrí procedió al pago de la multa y que ya estableció un convenio de cooperación que le permitirá continuar administrando el sistema en esa comunidad indígena.

Por: Daniela Cerdas E. 11 noviembre, 2013
Las familias de los once cantones afectados deben organizarse para guardar el agua para las actividades básicas.
Las familias de los once cantones afectados deben organizarse para guardar el agua para las actividades básicas.

La Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) impuso una multa de ¢1, 4 millones al acueducto rural de Bribrí por cobro ilegal de tarifas y por prestación ilegal del servicio.

Así lo informó la institución, que indicó que, de acuerdo con la ley, los acueductos comunales deben estar autorizados por el Instituto de Acueductos y Alcantarillados (AyA) para brindar estos servicios.

El AyA informó que el acueducto de Bribrí procedió al pago de la multa y que ya estableció un convenio de cooperación que le permitirá continuar administrando el sistema en esa comunidad indígena.

La ARESEP tiene varias investigaciones en curso contra acueductos comunales que cobran tarifas no autorizadas y que lo hacen en el recibo que emiten a sus abonados.

Según ha determinado el ente regulador, en el recibo se debe cobrar únicamente el importe que corresponde por el consumo de cada cliente y de acuerdo con las tarifas aprobadas por la Aresep.

"Existen ayudas y aportes comunales que los acueductos comunales requieren para mejorar obras, sin embargo éstos se deben gestionar con un documento distinto al de lafactura de cobro por el servicio", explicó la institución mediante un comunicado.

Etiquetado como: