Vanessa Loaiza N., Diego Bosque G..   14 mayo

La empresa Busetas Heredianas, encargada del servicio San José - Heredia por pista, perdió la concesión para operar esa ruta debido a actos de discriminación contra adultos mayores.

De acuerdo con la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep), en junio de 2014 realizó cuatro inspecciones en diferentes paradas de esa empresa y constató que los conductores de los autobuses impedían que pasajeros adultos mayores subieran a las unidades.

El argumento que los choferes le daban a esos usuarios, de acuerdo con la Aresep, es que no podían abordar porque no habían chequeadores que tomaran sus datos a la hora de ingresar al bus.

En otras ocasiones, según el testimonio de ancianos afectados, los trabajadores de la autobusera paraban el bus hasta 75 metros después de la parada.

Las fiscalizaciones de la Aresep ocurrieron entre el 14 y 19 de junio del 2014.

Infografía LN

Por esta situación abrió, en junio de 2015, un proceso administrativo para sancionar a Busetas Heredianas S.A..

Luego de un largo proceso legal, este lunes la entidad informó de que revocará la concesión a esa compañía.

Ahora, el Consejo de Transporte Público (CTP) tendrá tres meses para buscar un nuevo concesionario.

Según la resolución RUD-081-2018, la empresa argumentó, en su defensa, que los choferes y chequeadores "actuaron por cuenta" propia y no bajo instrucciones de la compañía autobusera.

En ese documento, la Junta Directiva de la Aresep indica:

”La empresa está en el deber de garantizar que el 100% de la población adulta mayor pueda disfrutar en primer lugar de la prestación del servicio, y en segundo lugar de los beneficios que el Estado ha establecido a su favor, como la exoneración del pago de la tarifa, todo sin discriminación”.

Añade: “La diferencia en el trato y acceso al servicio de transporte remunerado a la población adulta mayor, (excepción de pago, asientos preferenciales), son beneficios, que no pueden conllevar un perjuicio para este sector de la población, ni la afectación a los derechos y la dignidad de un ser humano o grupo de ellos”.

La Nación trató de conocer la versión de la empresa, pero al cierre de esta información no había sido posible contactarlos.

La ruta administrada por Busetas Heredianas es utilizada por 250.000 usuarios al mes.

Por medio de su oficina de prensa, el Consejo de Transporte Público indicó que no se referirá a este tema porque aún no ha sido notificado.