Patricia Recio. 30 enero, 2015

La Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) detectó una falla en el funcionamiento del sistema contra incendios de la planta envasadora de gas de la empresa Tomza en Cartago.

Las fugas de gas son cada vez más frecuentes, pero todavía no hay rastro de una normativa que regule el mercado y obligue a compañías e instituciones a supervisar calidad y seguridad del envasado.
Las fugas de gas son cada vez más frecuentes, pero todavía no hay rastro de una normativa que regule el mercado y obligue a compañías e instituciones a supervisar calidad y seguridad del envasado.

Según las autoridades de la Aresep, esta situación representa un riesgo para la salud y seguridad de los trabajadores y vecinos de dicha planta, debido a que allí se envasa gas licuado de petróleo.

La falla en el sistema fue detectada el 26 de enero durante una inspección de rutina, en la cual se encontraron problemas en los paneles del sistema, lo que imposibilita la detección y alerta en caso de un incidente.

La Aresep envió el informe al Ministerio de Ambiente y Energía, pues ese ente autorizó la prestación del servicio. En el MINAE indicaron que realizarán una inspección en la planta para tomar las medidas necesarias.

Además se inició una investigación para determinar posibles sanciones que podrían imponerse a la empresa envasadora.

Por su parte, la empresa Gas Tomza asegura que el Ministerio del Ambiente y Energía (Minae), junto con el Cuerpo de Bomberos realizaron una inspección el pasado 30 de enero, la cual no reportó ningún fallo.

La ley determina multas hasta por ¢8 millones e incluso la pérdida del permiso para prestar el servicio.