Patricia Recio. 31 agosto
Los conductores deben portar la DAM impresa en el vehículo para llenarla y firmarla en caso de choques leves.
Los conductores deben portar la DAM impresa en el vehículo para llenarla y firmarla en caso de choques leves.

25.000 horas de trabajo de los oficiales de tránsito se consumieron en atender de accidentes.

Esa cifra corresponde a los 50.305 percances en carretera a los que los oficiales debieron acudir entre enero y julio de este año.

Además, significa un promedio de 10 accidentes por hora.

Ante esta situación las autoridades hacen un llamado para que las conductores utilicen los mecanismos de conciliación existentes, pues además de tener que esperar con el vehículo en el lugar de la colisión a que llegue un oficial, esto ocasiona congestionamientos viales que afectan a otros usuarios.

Tenemos muy poco personal, con 250 oficiales por turno, atendemos un promedio de un percance cada 6 minutos las 24 horas del día y cada incidente nos demanda tiempo de traslado, el tiempo de atención del accidente, más el tiempo de retorno del oficial a su puesto de control o regulación. Estamos hablando que, en promedio, la atención de un accidente nos demanda media hora, significan más de 25.000 horas dedicadas a atender percances en solo 7 meses.

Queremos ser un país desarrollado, pero no queremos adoptar la cultura de la conciliación tan extendida en países de primer mundo” se quedó el director de Tránsito, German Marín Sandí.

Si se considera que cada accidente implica media hora en promedio, por cada accidente atendido se suman en 7 meses más de 1.050 días en horas Policía de Tránsito dedicadas a tareas que no son regulación ni control vial. En otros términos, en promedio, cada uno de los 750 oficiales ha dedicado unas 34 horas a la atención de accidentes.

A criterio del director de Tránsito, esto representa una contradicción entre las exigencias de los conductores por tener oficiales que regulen sitios conflictivos, cuando son los mismos conductores quienes sacan a los oficiales de esos sitios para atender accidentes “tan básicos como el roce de dos espejos retrovisores”.

"Comprendemos bien la reticencia y desconfianza de los conductores respecto a que la otra persona no le pague los daños, pero la conciliación da las herramientas para que el cobro finalmente se haga. A veces, el oficial se apersona por un simple raspón en el bumper que incluso no se ve a simple vista”, añadió Marín.

Los conductores pueden conciliar accidentes de tránsito en tanto no haya heridos y los vehículos puedan movilizarse sin necesidad de grúas.

Para esto deben descargar el formulario de Declaración de Accidente Menor (DAM), que está disponible en el sitio web del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), imprimirlo y portarlo en el vehículo.

En caso de un incidente, las partes deben llenar y firmar la DAM, la cual puede complementarse con fotografías y videos si así lo desean los conductores, en caso de no estar asegurado.

Si uno de los vehículos está asegurado, deberá seguir el procedimiento establecido por las aseguradoras.

Para aplicar a este tipo de conciliación no es indispensable que las partes posean un seguro, pues la conciliación por esta vía lo que determina es el compromiso de buena fe de una de las partes a pagar o la aceptación de ambas partes en cubrir los daños por su cuenta.

Si tras firmar la DAM alguna de las partes incumple el acuerdo, los involucrados deberán acudir a la via judicial correspondiente, donde podrán presentar como prueba la Declaración de Accidente Menor firmada al momento de la colisión.