José Andrés Céspedes. 22 febrero
El AyA avanza en 23 proyectos al amparo del decreto de emergencia 41944-MP-MAG de 2019 con inversión de ₡31.137 millones. Foto Jeffrey Zamora
El AyA avanza en 23 proyectos al amparo del decreto de emergencia 41944-MP-MAG de 2019 con inversión de ₡31.137 millones. Foto Jeffrey Zamora

Poco más de 256.000 personas de 12 cantones de la Gran Área Metropolitana (GAM) quedarán sin servicio de agua desde este lunes y hasta el domingo 1.° de marzo como parte del programa de racionamientos de la época seca, que aplica el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA).

Durante la cuarta semana de funcionamiento de este plan se verán afectados vecinos de Alajuelita (20.750), Curridabat (28.500), Desamparados (61.300), Escazú (17.100), Goicoechea (12.500) y La Unión (11.000), así como Mora (8500), Moravia (4.800), San José (46.300), Santa Ana (13.800), Tibás (19.000) y Vázquez de Coronado (12.500).

Con respecto a la semana anterior, se incluyó por primera vez al cantón de Curridabat al tiempo que aumentó el número de personas en 92.750, en comparación con las 163.300 de la tercera semana.

El racionamiento aplica principalmente en horas de la tarde y/o noche, aunque en algunos cantones será durante la mañana y/o tarde.

Los horarios establecidos se encuentran en tres franjas: de 9 a. m. a 3 p. m.; de 2 p. m. a 10 p. m., y de 10 p. m. a 5 a. m.

Según el AyA, las horas indicadas son rangos de tiempo aproximados, pues depende del consumo de las personas, la cantidad de líquido que quede disponible en las tuberías y la altitud del sector de cada vivienda o comercio. Existe aproximadamente una franja de 1 hora y 30 min a partir de los horarios establecidos donde el servicio se irá suspendiendo y restableciendo en cada sector.

La disminución de las fuentes de producción se presenta debido a los efectos de una época lluviosa deficitaria en 2019. Por ejemplo, la captación del río Macho, que abastece a 175.500 personas, pasó de 480 litros por segundo (l/s) en noviembre de 2019 a 165 l/s en febrero 2020, una reducción de 65%.

Igualmente, el río Purral, que abastece a 18.200 personas, pasó de 150 l/s a 60 l/s en ese periodo (-60%), y la captación del río Virilla, que abastece a 5.700 habitantes, pasó de 200 l/s a solo 30 l/s (-85%).

La institución actualiza cada viernes el programa de racionamiento que aplica para la siguiente semana (de lunes a domingo).

El AyA insiste a la población en las medidas de ahorro de agua. Además, insta a almacenar únicamente el líquido indispensable, para no provocar mayor afectación a vecinos y vecinas.