Irene Vizcaíno. 16 mayo
La pérdida de aceite y las fugas de transmisión están entre las faltas leves más comunes.
La pérdida de aceite y las fugas de transmisión están entre las faltas leves más comunes.

El año no comenzó bien para muchos propietarios de vehículos que evadieron la revisión vehicular, prueba que les correspondía en algunos de los primeros cuatro meses del año.

De acuerdo con la empresa Riteve, responsable de realizar estas pruebas en el país, 111.775 vehículos no cumplieron.

Los convocados eran los automotores con placas terminadas del 1 al 4, así como unidades de transporte público y de transporte de sustancias peligrosas con placas terminadas del 1 al 4 y del 6 al 9.

Los conductores de estos vehículos se exponen a una multa de ¢52.227.

De los que sí se acudieron, los cabezales representan el de mayor porcentaje de desaprobación en la primera inspección con un 26%, mientras que más de la mitad de los vehículos de turismo aprobaron en la primera inspección (68%)

En total, el 55% si pasaron la prueba en la primera revisión.

“Entre los resultados positivos podemos ver que la aprobación en primera inspección para este momento es bastante alta. No obstante, la cantidad de vehículos sin RTV aprobado continua siendo muy alta. Es urgente tomar acciones para controlar esta evasión”, comentó Jennifer Hidalgo, Jefe de Comunicación y Responsabilidad Social de la firma.

El exceso de emisiones, las llantas desgastadas, los problemas de frenado siguen siendo las causas de rechazo más frecuentes, Mientras que las faltas leves más comunes son pérdida de aceite, fugas de transmisión y desgaste anormal en llantas.

Para mayo, corresponde la revisión los vehículos con placas terminadas en 5, y los de transporte público y sustancias peligrosas, terminadas en 5 y 0.

Riteve tiene 13 estaciones fijas y cuatro móviles. El costo de la inspección es de ¢13.405