Michelle Campos.   8 octubre
Las protestas iniciaron desde el pasado 30 de setiembre, los bloqueo obstruyendo la vía pública se han tornado cada vez más violentos. Fotografía John Durán

Diversos sectores piden al Gobierno convocar al Consejo Consultivo Económico y Social (CCES), una instancia para el diálogo y generación de acuerdos, en la que tendrían participación trabajadores, empresarios, academia y sociedad civil.

El CCES fue creado mediante un decreto emitido por Casa Presidencial en enero del 2019; sin embargo, a la fecha sigue sin activarse.

La idea de convocar el Consejo es apoyada por la Federación de Estudiantes de la Universidad Nacional (FEUNA), la Federación de Estudiantes de la Universidad de Costa Rica (FEUCR) y representantes del el Consejo Universitario de la Universidad Técnica Nacional (UTN).

Asimismo, promueve una instancia de diálogo la Asamblea Nacional de Trabajadores del Banco Popular, que reúne a los sectores patronal, solidarista, cooperativo, sindical, comunal y de trabajadores independientes.

Por su parte, la Cámara de Industrias de Costa Rica (CICR) indicó que apoya firmemente la participación del sector privado en una mesa de diálogo, representados por la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep).

“Es importante y urgente aportar propuestas para lograr un diálogo sincero, abierto, inclusivo, constructivo, solidario y multisectorial. La CICR hace público nuestro compromiso de trabajar unidos en Uccaep para proponer una solución a los problemas que nos afectan como país, y contribuir con una hoja de ruta para el desarrollo sostenible de Costa Rica”, agregó Enrique Egloff, Presidente de la Cámara de Industrias de Costa Rica.

Noel Cruz, presidente de la FEUNA, aseguró que la activación del CCES sería una forma de encontrar salidas a la actual crisis.

Luego de que Carlos Alvarado anunció del retiro de la propuesta del Ejecutivo para negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Gobierno anunció la apertura de un diálogo multisectorial.

Tras la firma del decreto en el 2019, el presidente Carlos Alvarado indicó que el Consejo se trataba de un instrumento de apoyo al Estado costarricense para la construcción permanente del diálogo social con representación de los sectores.

Esta instancia debía ser presidida por una persona designada por el mandatario ym entre sus miembrosm figurarían representantes de la academia, cooperativas, productores agrícolas, asociaciones solidaristas, sindicatos, cámaras, asociaciones y alianzas empresariales, confederaciones y federaciones.

El plan era que cada rama eligiera a sus representantes, quienes se desempeñarían su cargo ad honorem, teniendo voz y voto en el Consejo Pleno.