Juan Fernando Lara Salas, Fernando Gutiérrez. 31 julio
El 27 de julio pasado, durante la novena a la patrona de Costa Rica, se le puso a la imagen un traje típico guanacasteco que le llevó la diócesis de Tilarán-Liberia, encabezada por el obispo Manuel Enrique Salazar. / Fotografía: suministrada por Fernando Gutiérrez
El 27 de julio pasado, durante la novena a la patrona de Costa Rica, se le puso a la imagen un traje típico guanacasteco que le llevó la diócesis de Tilarán-Liberia, encabezada por el obispo Manuel Enrique Salazar. / Fotografía: suministrada por Fernando Gutiérrez

La imagen de la Virgen de los Ángeles se vestirá este sábado con un mensaje de amor y esperanza.

Con esas palabras, el obispo de la diócesis de Cartago, Mario Enrique Quirós, describrió el traje que se le podrá a la Negrita en la tradicional vestición, que este año no se hará con presencia de fieles debido a la emergencia sanitaria.

Por esas mismas circunstancia, explicó Quirós, este año el vestido se encargó en vez de escogerlo entre los cientos que llevan las llamadas costureras de la Virgen. Sin embargo, el prelado no dio más detalles de la vestimenta.

La tradición consistía en la colocación de un vestidito a la imagen de la Virgen en la sacristía de la basílica de los Ángeles, luego de lo cual se mostraba ya ataviada a los fieles llegados a ese templo en Cartago, con motivo de las celebraciones del hallazgo.

No obstante, con el paso de los años, la entrega de la ropa pasó de la Casa Cural al templete de la basílica, donde los fieles indicaban cuál les gustaba más, aun y cuando es el obispo quien finalmente selecciona.

Este año, la actividad se realizará a las 11 a. m. pero sin la acostumbrada recepción de vestidos, ni público. No se realizará en la plazoleta sino en el templo, donde se celebrará misa con la participación de solo 75 personas, “entre fieles y algunos sacerdotes y seminaristas”, según las instrucciones del Ministerio de Salud.

La modificación es parte de las medidas para evitar mayor propagación del virus que produce el nuevo coronavirus, razón por la cual también se suspendió el peregrinaje a Cartago, mientras que las otras celebraciones se llevan a cabo de forma virtual, como la novena, y la eucaristía del 2 de agosto.

Este año, en concordancia con las disposiciones sanitarias, la Conferencia Episcopal habilitó una plataforma digital para que quienes así lo deseen, puedan hacer una romería virtual, en la que se pueden anotar peticiones y acciones de gracias. La página es www.romeriavirtual2020.com.

“Tradiciones de décadas, las rompe la pandemia del coronavirus que nos azota y por eso insistimos a los fieles que este año no hagan la tradicional romería”, expresó Quirós.

Daniel Salas Peraza, ministro de Salud, hizo el mismo llamado a no caminar a Cartago en esta semana.

Autoridades de la Fuerza Pública adelantaron que cerrarán el perímetro de la basílica de Los Ángeles para impedir que se aglomeren fieles, o incluso romeros que irrespeten la orden de no hacer la caminata tradicional este 1.° de agosto.

También habrá oficiales en la ruta, para abordar a los romeros e invitarlos a devolverse en lo que representa la segunda ocasión en que las autoridades recomiendan a los fieles abstenerse de la romería por razones sanitarias.

La primera fue en el 2009, cuando se suspendió por la pandemia de gripe AH1N1.