Irene Rodríguez. 17 mayo
Las familias de recibirán una llamada que les indicará cuándo deben llevar a sus hijos a vacunar. Foto: Albert Marín.
Las familias de recibirán una llamada que les indicará cuándo deben llevar a sus hijos a vacunar. Foto: Albert Marín.

A partir de este lunes 18 de mayo, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) comenzará la vacunación contra la influenza. Con esta campaña se pretende atender a 200.000 menores entre los seis meses y menos de siete años.

Los funcionarios de la CCSS realizarán el llamado directo a los padres o encargados del niño gracias a los datos obtenidos del Expediente Digital Único en Salud (EDUS). A las familias se les enviarán correos electrónicos, mensajes de texto para quienes tengan teléfono móvil y mensajes de voz para los teléfonos fijos.

Además, los distintos Equipos Básicos de Atención en Salud (Ebáis) tendrán afiches que indicarán cuándo debe vacunarse cada menor.

Esta campaña pediátrica se había atrasado porque no habían llegado las dosis necesarias. La oficina de prensa de la CCSS confirmó que ya las dosis llegaron y pasaron las pruebas de control de calidad.

“Esta vacuna confiere una protección necesaria en los niños de estas edades”, comentó el pediatra Alberto Durán.

Importancia de la vacunación en menores

La vacuna contra la influenza no protege contra el covid-19, pero sus beneficios son muchos. De acuerdo con la Asociación Internacional de Pediatría, la vacunación no solo reduce la enfermedad por influenza, también las visitas al médico y el ausentismo escolar.

Como consecuencia, esta medida baja el riesgo de consecuencias graves por la influenza, que pueden causar la hospitalización y la muerte.

Un estudio del 2014 realizado en Estados Unidos y publicado en la revista Journal of Infectious Diseases mostró que la vacuna contra la influenza redujo el riesgo de los niños de ingresar a la unidad de cuidados intensivos pediátricos (UCIP) por causas relacionadas con esta enfermedad en 74 %, durante las temporadas de influenza del 2010 al 2012.

Además, otro estudio del 2017 en la revista Pediatrics mostró que esta vacuna reduce significativamente el riesgo de los niños de morir por esta enfermedad. Este reporte tomó en cuenta los datos de las temporadas de influenza entre el 2010 y el 2014. Se encontró que en los niños con afecciones de alto riesgo, como asmáticos o problemas inmunitarios, la vacuna redujo en 51% la probabilidad de muerte asociada a la influenza. La vacunación también redujo la probabilidad de muerte asociada a la influenza en 65% entre los niños sanos.

Campaña en adultos continúa

Esta semana también sigue vacunándose a adultos. Estos días les corresponde la vacunación a quienes tengan un apellido que comience con las letras F, G o H.

Esta vacuna les corresponde a los mayores de 65 años, embarazadas o población con diabetes, cardiopatías, enfermedades respiratorias u obesidad mórbida.

Las campañas de vacunación no se realizan en los Ebáis, cada área de salud acondicionó otros lugares como salones comunales o de iglesias para evitar aglomeraciones. Llame al Ebáis que le corresponde para saber cuál es el sitio destinado.

De acuerdo con la CCSS, en las primeras dos semanas de campaña, 597.876 recibieron su vacuna.