Ángela Ávalos.   15 mayo
El tico 5 millones aún no llega. El número de nacimientos sigue en picada. En la actualidad, menos mujeres deciden ser madres o tienen menos hijos. El 16 de abril, Kathia Alpízar estaba en labor de parto. Fue atendida por la enfermera Marjorie Gamboa. Foto: Graciela Solís

El tico 5 millones se resiste un poco a nacer. Su llegada nuevamente se pospuso debido a la marcada tendencia en la reducción de los nacimientos.

Por tercera vez en un año, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) traslada la fecha probable para el nacimiento de ese habitante, que ahora pasó de julio a setiembre.

En el 2017, cálculos basados en nacimientos y defunciones (población cerrada, sin contar el efecto de la migración), estimaban que esa persona nacería en marzo. Posteriormente, nuevos cálculos pronosticaban que ese bebé nacería a mediados de julio (16 y 17).

Tasa de natalidad 2017

Ahora, se estima que podría nacer el 1.° de setiembre, aproximadamente a las 9:32 p. m., informó preliminarmente Olga Araya Umaña, coordinadora de la Unidad de Estadísticas Demográficas, del Área de Censos y Encuestas en el INEC.

Según Araya, en el primer trimestre de este año los nacimientos confirmaron su tendencia a la caída. La cifra será divulgada posteriormente.

Es usual, dijo la demógrafa, que entre enero y marzo nazcan menos niños en comparación con otras épocas del año; advirtió que hay que esperar lo que suceda en los meses posteriores.

Partos en picada

En el 2017, por primera vez casi en cuatro décadas, la cantidad de nacidos en el país bajó la línea de los 70.000 anuales: hubo 68.816 nacimientos.

La reducción es de 6.371 ticos entre el 2008 y el 2017, lo que significa un decrecimiento de la natalidad de un 9% en ese periodo.

En el 2017, la natalidad baja a 13,91 nacimientos por cada 1.000 habitantes. Una década atrás era de 17 nacimientos por cada 1.000.

Alejandra Cruz (fuera de foco) y su hijo Dominick, en una fotografía tomada el 16 de abril en el Hospital Nacional de las Mujeres.Foto: Graciela Solís

Este comportamiento poblacional empuja el envejecimiento y tiene implicaciones en todos los ámbitos: servicios de salud, mercado laboral, ambiente, educación.

Para el 2017, la tasa global de fecundidad es 1,67 hijos por mujer, muy por debajo de los 2,10, que es el nivel considerado de reemplazo; es decir, el número ideal que debería tener una pareja para garantizar su sustitución cuando mueran.

Tasa de fecundidad 2017

Para estimar la fecha y la hora en que nacerá el habitante 5 millones, se hace un ejercicio de cálculo matemático donde no se toma en cuenta ni la emigración ni la inmigración (saldo migratorio neto igual a cero).

Costa Rica tardó 17 años para pasar de cuatro a cinco millones de habitantes. Para llegar al cuarto millón de personas solo pasaron 11 años. Los seis millones se completarían en el 2045: en 27 años.

De cada 100 nacimientos que ocurrieron en el 2017, 94 fueron atendidos en alguna de las 25 maternidades de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

La que más partos atendió fue la del Hospital Max Peralta de Cartago, con 4.996 partos, seguida por la del San Vicente de Paúl, con 4.945.