Sindicatos de médicos y enfermeras exigen a ministro de Salud ‘confinamiento inmediato’ hasta el Año Nuevo

Justifican solicitud en urgencia de ‘aliviar la presión’ en hospitales. También piden cerrar aeropuertos, fronteras y extender la restricción vehicular sanitaria

Este artículo es exclusivo para suscriptores (3)

Suscríbase para disfrutar de forma ilimitada de contenido exclusivo y confiable.

Subscribe

Ingrese a su cuenta para continuar disfrutando de nuestro contenido


Este artículo es exclusivo para suscriptores (2)

Suscríbase para disfrutar de forma ilimitada de contenido exclusivo y confiable.

Subscribe

Este artículo es exclusivo para suscriptores (1)

Suscríbase para disfrutar de forma ilimitada de contenido exclusivo y confiable.

Subscribe

Cinco sindicatos que agrupan a trabajadores de la salud exigieron al ministro del sector, Daniel Salas, confinar a la población “a partir de este momento y hasta el Año Nuevo”.

La petición, planteada a través de una nota, pretende aliviar la presión que provoca la pandemia sobre el personal de salud.

“Los profesionales en Ciencias de la Salud le hacemos hoy un vehemente llamado para que tome medidas extraordinarias ante la gravedad de la crisis sanitaria que enfrentamos. No basta con decir que ‘el virus no entiende’, hay que afrontar con valentía el caos y poner orden en nuestras calles y hogares.

“Exigimos aumentar las medidas restrictivas; una posibilidad es el confinamiento inmediato a partir de este momento y hasta el Año Nuevo, para darle un respiro a la agotada red hospitalaria y su personal”, indica el escrito firmado por representantes del Sindicato Nacional de Médicos Especialistas (Siname), Sindicato de Profesionales en Ciencias Médicas de la CCSS (Siprocimeca), Asociación Nacional de Profesionales en Enfermería (ANPE), Unión Médica Nacional y el Sindicato de Médicos Veterinarios.

El reclamo de los gremios se da en momentos críticos, pues hay poco espacio en hospitales y en los últimos días la población ha protagonizado aglomeraciones en centros comerciales, tiendas y celebraciones por el campeonato número 30 de la Liga Deportiva Alajuelense.

Las organizaciones sindicales también le solicitaron a Salas “el cierre de aeropuertos y fronteras y la extensión de la restricción vehicular sanitaria”.

“Usted, como máxima autoridad de salud de Costa Rica, tiene la potestad para que toda la infraestructura sanitaria nacional sea puesta a disposición para la atención de la población costarricense sin costo alguno para el estado o la Caja y así podamos contar con una mayor cantidad de camas de UCI para la atención de pacientes críticos con covid-19″, agregan en el oficio.

Salas dijo, por medio de su oficina de prensa, que responderán por escrito a los planteamientos de los sindicatos.

Para este martes estaba prevista la primera conferencia semanal para dar a conocer estadísticas y medidas relacionadas con la pandemia. No obstante, al mediodía se anunció que fue reprogramada para mañana miércoles por decisión de la Presidencia de la República.

El llamado se da en momentos de alertas por parte de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) sobre la falta de espacio en unidades de cuidados intensivos para pacientes críticos.

Para este este lunes, 658 personas estaban hospitalizadas debido al nuevo coronavirus, de ellas 258 estaban en cuidados intensivos. Ese mismo día, en horas de la tarde, la Caja informó de que solo tenían disponibles 16 camas de cuidados intensivos críticos para pacientes con complicaciones de la covid-19.

Según consta en un comunicado enviado por la institución, dos de estas estaban en el Hospital San Juan de Dios, tres en el Hospital Calderón Guardia, siete en el Centro Especializado para la Atención de Pacientes con Covid-19 (Ceaco), tres en el Hospital Escalante Pradilla de Pérez Zeledón y otra en el Hospital Enrique Baltodano Briceño, en Liberia.

La Caja dispone de 359 camas de cuidado intensivo para el combate de la covid-19. De ellas, 116 son para los enfermos en situación más delicada y por eso se les conoce como cuidados intensivos críticos.

Para paliar esa situación, este martes la Contraloría General de la República autorizó a la Caja realizar una compra de emergencia por $1,4 millones para equipamiento que permita habilitar más camas.

Hasta este lunes 21 de diciembre, Costa Rica registraba 159.983 casos de covid-19, contabilizados desde marzo. Las muertes asociadas a la covid-19 llegaron a 2.037.