A febrero, sistema tenía 112.558 beneficiarios

Por: Patricia Recio 26 junio, 2017
El Régimen No Contributivo de pensiones de la CCSS beneficia a 109.000 personas en condición de pobreza extrema o discapacidad. Un proyecto de ley busca que ese fondo sea el beneficiario de los depósitos judiciales que nadie reclama después de un juicio.
El Régimen No Contributivo de pensiones de la CCSS beneficia a 109.000 personas en condición de pobreza extrema o discapacidad. Un proyecto de ley busca que ese fondo sea el beneficiario de los depósitos judiciales que nadie reclama después de un juicio.

4.200 adultos mayores, personas en indigencia, discapacidad u orfandad en condición de pobreza extrema serán incluidos en el sistema de pensiones del Régimen No Contributivo, este año.

De acuerdo con los datos de la Caja Costarricense de Seguro Social, el número de beneficiarios de este régimen aumentó en 6.000 personas en los últimos dos años y en más de 35.000 en los últimos 10 años.

De esta forma, a febrero de este año había un total 112.558 personas favorecidas bajo este sistema.

Ubaldo Carrillo Cubillo, director de Pensiones de la Caja, explicó, en un comunicado, que estas pensiones llegan a las personas en pobreza o pobreza extrema y adicionalmente, son mayores de 65 años de edad, personas con discapacidad, huérfanos, indigencia y parálisis cerebral profunda.

Para este año, dijo el funcionario, disponen de ¢2.000 millones adicionales para atender las necesidades de esta población.

El dinero de estas pensiones se financia, sustancialmente, con recursos provenientes del Fondo de Asignaciones Familiares (Fodesaf).

Para este 2017 se cuenta con un presupuesto de ¢142.000 millones.

Además, de acuerdo con el director de Pensiones, también se ha mejorado en la respuesta a las personas que solicitan este subsidio.

Los beneficiarios de este sistema reciben ¢78.000 por mes; tienen derecho a aguinaldo y al seguro de salud de la CCSS.