Ángela Ávalos. 2 octubre
Rossy Arrieta, de Fundación Vida Nueva (centro), durante una actividad de los ChepeCletas en el 2016. Foto: Archivo/ Adrián Soto
Rossy Arrieta, de Fundación Vida Nueva (centro), durante una actividad de los ChepeCletas en el 2016. Foto: Archivo/ Adrián Soto

Los reportes les han llegado de cirujanos y enfermos.

La presidenta de la Fundación Vida Nueva Donación y Trasplantes, Rossy Arrieta Alvarado, confirma haber recibido denuncias de situaciones donde se sospecha que la asignación de órganos para trasplantar se hizo sin respetar los criterios establecidos por la ley y el reglamento.

Esta es parte de la entrevista que la vocera respondió por escrito a La Nación.

– ¿Ha recibido la organización que representa denuncias o informes formales de que se estén asignando órganos –en este caso, hígados– sin respetar los criterios normativos?

– Sí tenemos conocimiento, denuncias e informes que han realizado tanto cirujanos como pacientes ante hechos que parecen no son correctos. Sobre todo cuando conversamos con pacientes que viven en otros países y vemos cómo manejan las listas de espera, con transparencia; de manera que lo que aquí sucede se vuelve más sospechoso. Dentro de las cosas, se limita la información. Solo tres o cuatro personas del Ministerio de Salud pueden conocer la lista de espera, pero la lista total de pacientes no es posible que la conozca el resto de equipos de trasplante, lo cual abre una puerta a que existan especulaciones.

–¿De cuáles situaciones ha tenido conocimiento su organización?

–En su momento, tuvimos conocimiento de la situación acaecida en el Calderón Guardia el 3 de marzo del 2016, publicada en el periódico La Teja, y que afectó a varios pacientes; entre ellos los mencionados en ese reportaje, que eran los más graves. El hígado que le tocaba a las personas más graves del país, correctamente inscritas en la única lista de espera activa y oficial en ese momento, le fue asignado a una persona que no estaba en lista de espera. Estos cirujanos comunicaron un estado de gravedad que no tenía esa paciente y que no era la realidad clínica de esa paciente, mediante la utilización de información falsa por parte de los cirujanos del Calderón que realizan trasplante de hígado.

–¿Ha presentado denuncias ante los organismos competentes?

–Cuando nuestra Fundación se ha dado cuenta de estas situaciones, inmediatamente ha procedido a hacer formal petición de información y respuestas y se han denunciado los hechos, también pacientes y médicos lo han hecho ante la Caja, Ministerio de Salud y Colegio de Médicos. Parece que estas instituciones han hecho investigaciones que no tienen mucha rigurosidad puesto que los casos se han venido repitiendo a lo largo del tiempo.