Salud

Policía desaloja a vendedores de campos en filas para vacunarse

Fuerza Pública realizó operativos en Paraíso de Cartago, y ‘puso a caminar’ a sospechosos, con la advertencia de que si reinciden, se tomarían medidas más drásticas

La Fuerza Pública de Paraíso, Cartago, desalojó a personas sospechosas de guardar campos en las filas de vacunación contra covid-19 para luego venderlos.

Esta acción policial se registró en los alrededores del gimnasio de la Escuela José Antonio Liendo y Goicoechea, al costado sureste del parque del cantón.

Ahí es donde el Área de Salud Paraíso-Cervantes, de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) instaló el puesto de vacunación para las comunidades aledañas.

Durante la noche del miércoles y la madrugada de este jueves 29 de julio, la Policía “puso a caminar” a varios individuos que llegan a guardar espacios hasta con bancas, para ofrecerlos en ¢10.000 cada uno.

El desalojo se hizo con la advertencia de que, si los vuelven a encontrar, se tomarán medidas más drásticas.

Este operativo se realizó a solicitud del Área de Salud, que trabaja otras estrategias para evitar que se repitan estas situaciones.

Así lo informó Carlos Granados, director del Ministerio de Salud de Paraíso.

La venta de espacios ha provocado la protesta de pobladores, quienes reclaman que llegan a hacer fila desde tempranas horas de la madrugada, incluso desde el día anterior, pero es muy frecuente observar cómo otros que llegan mucho después, pagan, y se adelantan.

Estos hechos, llevaron al centro de salud a impedir que familiares o allegados de quien requiera la dosis lleguen a reservar cupo.

Ahora, solo puede estar en la fila quien se vaya a vacunar. Debe presentar su documento de identidad y estar inscrito en esa sede.

Oficiales del Comité Municipal de Emergencia, funcionarios de la Caja y del Club de Leones colaboran con esas labores de control.

“Debe haber igualdad de oportunidades entre las personas para esta vacunación. Por eso, ameritó tomar esa medida”, añadió Granados.