Juan Fernando Lara Salas. 15 junio
Ambiente en el centro de San José el 13 de abril poco después de la Semana Santa. Varios locales continuaron cerrados debido al efecto de la pandemia, sobre todo, en el sector comercio. Foto Jeffrey Zamora
Ambiente en el centro de San José el 13 de abril poco después de la Semana Santa. Varios locales continuaron cerrados debido al efecto de la pandemia, sobre todo, en el sector comercio. Foto Jeffrey Zamora

El Ministerio de Trabajo anunció este lunes que los patronos pueden tramitar una extensión por tres meses de las medidas de suspensión de contrato laboral o reducción de jornadas, aplicadas por los efectos económicos de la pandemia.

La directriz MTSS-DMT-CIR-5-2020 fue suscrita por la ministra de Trabajo, Geannina Dinarte, y en esta se permite a los empleadores mantener esas medidas siempre que mantengan la afectación en el giro económico.

El trámite, como en la solicitud inicial, debe formalizarse de manera virtual mediante un formulario disponible en el sitio web del Ministerio de Trabajo, en el cual deben enviar la solicitud e indicar si las condiciones económicas de la empresa se mantienen como hace tres meses cuando se realizó la solicitud inicial.

El formulario está disponible desde este lunes en el sitio web: http://app.mtss.go.cr/wpformulariopatronos.html

Asimismo, las empresas también podrán informar si, lejos de mejorar, han sufrido pérdidas mayores y deben pasar de una reducción de jornada a una suspensión de contrato.

En el caso de compañías que deban cambiar la figura deberán aportar una declaración jurada sobre su situación financiera.

Aquellas que requieran solicitar algunas de las medidas por primera vez, deberán presentar la documentación respectiva a la dirección electrónica inspeccionlaboral.emergencia@mtss.go.cr

Este 20 de junio, se cumplirán tres meses de la entrada en vigencia de la suspensión de contrato. Tres días después se cumplirá el trimestre de vigencia de la ley que faculta la reducción temporal de jornadas.

Datos del Ministerio indican que para este 11 de junio, 33.573 personas habían visto su contrato laboral suspendido y otras 62.830 tienen ahora su jornada de trabajo reducida.

Sin embargo, el número podría ser mucho mayor, pues el Ministerio aún debe resolver solicitudes de suspensión de contrato que afectarían a 27.464 trabajadores más, y reducciones de jornada que impactarían a 75.509 más.

Hasta el momento, Trabajo ha rechazado menos del 1% de las solicitudes presentadas.

El 45% de las empresas que han solicitado suspensión de contratos están ubicadas en la provincia de San José, así como el 51% de las que han pedido la reducción de jornadas.

Por sectores, el más golpeado es el del comercio. El 56,6% de las empresas que han solicitado suspensión y el 52% de quienes pidieron reducción pertenecen a ese sector.

Inspecciones

El Ministerio también informó este lunes de que la Dirección Nacional de Inspección del Trabajo, realizará visitas en todo el territorio nacional con prioridad en la atención de denuncias por presuntas actuaciones irregulares en los procesos y solicitudes de suspensión temporal de contratos de trabajo, reducción de jornada y desatención de casos con protección especial.

El trabajo de campo lo harán inspectores destacadas de manera exclusiva para tal fin y que en forma extraordinaria estarán en dos grandes grupos, conformados de la siguiente manera: en la Gran Área Metropolitana (GAM) y otro grupo en las regiones Caribe – Chorotega – Pacífico Central y Brunca; en apego y resguardo de las medidas sanitarias que dentro de la emergencia han sido dictadas.

Impacto de la pandemia sobre el empleo

El Ministerio de Trabajo aún evalúa 2.656 solicitudes de empresas para suspensión de contrato y 3.856 para reducción de jornada.

FUENTE: DIRECCIÓN NACIONAL DE INSPECCIÓN, MINISTERIO DE TRABAJO Y SEGURIDAD SOCIAL    w. s. INFOGRAFÍA / LA NACIÓN.