Por: Ángela Ávalos.   1 septiembre
Ver más!

Apenas están saliendo de la infancia. Se conocieron en sexto grado, cuando cruzaron las primeras miradas y desde entonces son novios.

Ashley Meza Montenegro, de 15 años, y Gabriel Henríquez Rivera, de 14, serán los papás de Dereck, cuyo nacimiento está programado para los primeros días de este mes.

Este bebé es parte de la camada del tico 5 millones, cuyo nacimiento se proyecta para este sábado, después de las 9:27 p. m., en alguna parte del país.

Ambos cursan la secundaria en el Liceo de Moravia, en San José, de donde también son vecinos.

Su vida les dio un giro radical cuando conocieron la noticia después de que Ashley se hizo la prueba de embarazo ante las sospechas de su mamá.

Sus planes siguen, pero ahora con Dereck. Ashley sueña con estudiar algo relacionado con la Matemática. Gabriel planea estudiar arquitectura.

Ambos pertenecen a familias jefeadas por mujeres. En el caso de Ashley, su mamá también fue mamá adolescente. La primera hija la tuvo a los 13 años. La segunda, Ashley, a los 15.

“Mis planes eran ser un buen estudiante, pensaba formar una familia a unos 30 años”, contó Gabriel.

“Yo antes pensaba sacar una carrera, ayudar a mi mamá y ser una buena persona. Mi mamá no me dejaba tener novio...”, agregó Ashley.

Y pasó. Cuando decidieron tener relaciones sexuales, usaron protección porque así se lo habían advertido en el colegio, en una lección de sexualidad que imparten en Ciencias. Pero sucedió. Y ahí está Dereck, esperando su momento para nacer.

Compañeros y profesores les advertían.

“Yo no quería decirle a mi mamá porque eran más de tres días que se me había atrasado el periodo. En el momento en que la prueba salió positiva me sentí en parte feliz, y en parte mal. Sentí que iba a traer problemas para mi mamá, sobre todo económicos, y uno nunca está psicológicamente preparado para tener un bebé”, contó la futura madre.

Para Gabriel no fue fácil revelarle la noticia a su mamá. “Vas a ser abuela. Casi le da un yeyo (sic)”, recordó.

Los profesores le dicen a Ashley que después del parto de Dereck siga yendo al colegio. Aunque pierda el año, pero que vuelva el próximo.

“A los adolescentes: disfruten su adolescencia, no se adelanten. No hagan cosas de adultos porque les va a tocar actuar como tales. Si no la aprovechan la pueden perder”, aconsejó Gabriel a partir de su nueva experiencia.

Dereck vivirá con la familia de su mamá. Entre las abuelas pagarán los gastos mientras sus dos hijos intentan continuar con sus estudios y volver realidad sus planes antes del embarazo.

Según los números del 2017, el porcentaje de mujeres menores de 19 años que tuvo un hijo bajó a 14,7% del total (10.150 nacimientos). De ese total, 301 tenía 15 años o menos. En el 2008, el porcentaje de mamás adolescentes fue de 20% (15.180 del total; de los cuales 525 se dieron en mujeres de 15 años o menos).