Ángela Ávalos. 14 mayo
Según un informe de la CCSS, $56 millones se invirtieron en productos caros incluidos en la Lista Oficial de Medicamentos (LOM), en otros que no son parte de esa lista pero recibieron el visto bueno del Comité Central de Farmacoterapia (CCF), y en los que se adquieren por orden de la Sala IV.Foto: Albert Marín
Según un informe de la CCSS, $56 millones se invirtieron en productos caros incluidos en la Lista Oficial de Medicamentos (LOM), en otros que no son parte de esa lista pero recibieron el visto bueno del Comité Central de Farmacoterapia (CCF), y en los que se adquieren por orden de la Sala IV.Foto: Albert Marín

Cuatro años tiene en la Asamblea Legislativa un proyecto de ley que pretende financiar la compra de medicamentos de alto costo con un impuesto de ¢5 colones a las bebidas no alcohólicas.

En todo ese tiempo, al menos en dos ocasiones, la iniciativa ha sido convocada por el Poder Ejecutivo y ha estado a punto de aprobarse, pero siempre sale algo que frena su avance.

Cansados de esperar, un grupo de pacientes volverá a enfilar sus baterías hacia la Asamblea Legislativa para lograr que, de una vez por todas, se apruebe el proyecto 20.144, Ley para la Adquisición Solidaria de Medicamentos y Vacunas de Alto Impacto Financiero de la CCSS.

Briseida Cantillo Hernández, presidenta de la Asociación Nacional Segunda Oportunidad de Vida (Anasovi), informó de que este miércoles llevarán a cada uno de los diputados una foto de un enfermo que está necesitando de la aprobación de esta iniciativa para mejorar su calidad de vida.

"Es un proyecto que beneficiará no solo a los pacientes con cáncer. También es para lograr financiar medicamentos para otras enfermedades críticas y degenerativas.

“Son unos 11.000 enfermos al año que podrían recibir los beneficios de esa ley, además de todos los ahorros para la Caja, pues bajarían la cantidad de recursos de amparo en su contra”, explicó Cantillo.

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) se pronunció a favor de esta iniciativa hace más de dos años.

Está de acuerdo en impulsar un aumento en el impuesto específico de bebidas no alcohólicas para pagar una gama de medicamentos que tienen alto impacto financiero en la entidad.

El impuesto, le generaría a la Caja unos ¢10.000 millones al año.

Solo en el 2017, la CCSS invirtió más de $56 millones en financiar fármacos muy caros para un grupo de casi 4.000 enfermos.

Medicamento de Alto Costo, qué es
Medicamento de Alto Costo, qué es