Juan Fernando Lara Salas.   9 julio
Vista de las calles de San José el pasado lunes sobre Avenida Primera. Según la OMS, el país está en transmisión comunitaria. Foto Alonso Tenorio

Este 9 de julio, la Organización Mundial de la Salud confirmó que Costa Rica se encuentra en la fase cuatro de la pandemia de covid-19, es decir, etapa de transmisión comunitaria.

Así lo refleja el reporte de situación internacional de la enfermedad que la Organización emite a diario, el cual registra estadísticamente el comportamiento de la enfermedad en el planeta.

Transmisión comunitaria es la última fase en una pandemia donde, según el criterio de esa entidad internacional, una país ya no tiene capacidad para trazar sus contagios debido a que ocurren en cualquier sitio es decir, a nivel comunitario.

Costa Rica se convirtió así en el país número 20 de América en situarse en esa fase y el último de Centroamérica ya que, hasta hoy, todas las demás naciones del Istmo ya estaban en esa condición.

La OMS ha descrito cuatro niveles de transmisión de covid-19.

La Fase I es cuando un país no tiene casos reportados.

La Fase II cuando registra casos esporádicos.

La Fase III cuando se detectan grupos de casos (agrupados en lugar y tiempo) o clústeres.

Fase IV y última de transmisión comunitaria, donde se desconoce el origen de los contagios.

Según la OMS, la disposición de medidas de salud pública a cada uno de estos niveles de transmisión no está escrita en piedra, al explicar que los países pueden especificar las estrategias en cada nivel y revisarlas regularmente.

“Se puede aplicar un paquete de medidas a nivel local, regional o nacional nivelado y ajustado según sea necesario, teniendo en cuenta aspectos como la cultura, los entornos de vida, el terreno y el acceso a recursos. Los servicios esenciales deben seguir siendo operativos y los gobiernos deben establecer mecanismos sociales y económicos para limitar el impacto económico a más largo plazo”, sugiere el organismo.

Sin embargo, señala la OMS, lo que es más importante y objetivo final es “ hacer retroceder” la transmisión a las fases previas de grupos, casos esporádicos y casi casos en absoluto, “y comenzar a levantar gradualmente las medidas sociales tan pronto como sea seguro hacerlo”, indicó la entidad en un reporte de situación previo el pasado 1.° de abril.

La clasificación otorgada este jueves por parte de la OMS se hizo sin incluir aún las nuevas cifras de aumento récord reportadas este jueves.

El ingreso de Costa Rica a ese listado de naciones con transmisión comunitaria se basó en los datos de avance del mal al miércoles 8 de julio cuando el país tenía 23 muertes reportadas (actualmente la cifra está en 25) y los contagios eran 5.486.

#related

Este jueves 9 de julio, Costa Rica registró el mayor aumento de casos confirmados de covid-19 en 24 horas, con 649 nuevos contagios. De esa manera el país rebasó sus proyecciones y alcanzó los 6.485 casos confirmados de la enfermedad.

Según los modelos elaborados por la Universidad de Costa Rica (UCR) en conjunto con el Ministerio de Salud, dicho aumento de casos no se presentaría hasta el 20 o 21 de julio.

Esa proyección se hizo con la premisa de que una buena parte de la población aplicara las recomendaciones sanitarias frente a la pandemia.

Mientras que, si hacían caso omiso a esas recomendaciones, este escenario llegaría entre el 13 y 14 de julio.

No obstante, esa realidad llegó entre cuatro y cinco días antes de lo proyectado en el escenario más crítico.

El presidente de la República, Carlos Alvarado, anunció que esos números obligarán a cerrar algunas actividades para aplanar el crecimiento de la curva.

Una semana atrás, el 2 de julio, el Ministerio de Salud reconoció la existencia de transmisión comunitaria en la Gran Área Metropolitana por el crecimiento de la cifra de infectados.