José Andrés Céspedes, Ángela Ávalos. Hace 6 días
El Ministerio de Salud emitió una carta a la presidencia del Colegio de Profesionales en Nutrición para incentivar la búsqueda de alternativas que permitan habilitar los servicios de manera virtual y de esta forma colaborar con los lineamientos emitidos por el Gobierno. Foto: José Cordero
El Ministerio de Salud emitió una carta a la presidencia del Colegio de Profesionales en Nutrición para incentivar la búsqueda de alternativas que permitan habilitar los servicios de manera virtual y de esta forma colaborar con los lineamientos emitidos por el Gobierno. Foto: José Cordero

Aunque el Ministerio de Salud recomendó la implementación del teletrabajo por la pandemia del coronavirus y distintos especialistas de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) empezaron con la atención virtual a sus pacientes, el Colegio de Profesionales en Nutrición mantiene una regla que impide a sus agremiados dar consulta por medios digitales.

Así lo denunció este sábado un amplio grupo de nutricionistas, quienes alegan que existen contradicciones entre el Código de Ética y el actuar del Colegio de Profesionales en Nutrición, en relación con los lineamientos emitidos por Salud durante la atención de la emergencia por el covid-19.

Los profesionales están disconformes con que se les prohíba ofrecer consulta virtual por medio de plataformas digitales, ya que, según comentan, una gran mayoría de especialistas del ámbito de la salud sí lo hacen en sus distintas actividades comerciales.

“Desde hace varias semanas diferentes profesionales vienen solicitando, como miembros activos del Colegio de Profesionales en Nutrición de Costa Rica, que se tomen acciones en función de adaptar, modificar o eliminar el artículo 115 del Código de Ética de ese Colegio ante la emergencia mundial en la que estamos inmersos", señala el comunicado enviado por el gremio.

El comunicado está firmado por Larissa Páez, Adriana Herrera, Mariel González y Donald Vega.

González afirma que son muchos los profesionales afectados con la medida, para la cual ella no encuentra justificación razonable. Asegura que el Colegio ha enviado apercibimientos.

“Queremos agotar todas las vías de diálogo antes de acudir a otras instancias”, sostuvo González.

El artículo 115 del Código de Ética detalla que "el profesional en Nutrición no podrá realizar consulta nutricional a través de ningún medio de comunicación colectiva o masiva ni por ningún medio digital o virtual”.

Adicionalmente, el artículo 61 del mismo reglamento establece que “no deben prescribirse dietas a través de ningún medio de comunicación colectiva o masiva”.

Los profesionales alegan que estos argumentos han sido utilizados por la Fiscalía del Colegio para “intimar” a diferentes nutricionistas que han innovado durante la emergencia nacional por el coronavirus y que, de esta manera, han oprimido el derecho fundamental al trabajo que tienen estas personas.

"Al parecer, dicho órgano fiscalizador se dio a la tarea de revisar minuciosamente las redes sociales que manejan estos profesionales de la salud, emitiendo órdenes de eliminar publicidad en que se ofreciera consulta en línea y de abstenerse de brindarla, bajo amenaza de sanciones más graves que, de acuerdo a las normativas legales de dicha institución, podrían derivar incluso en la suspensión temporal de profesionales dedicados a esta actividad comercial.

“Todo esto, a pesar de la promoción al teletrabajo, al distanciamiento social, a las políticas tendientes a evitar la propagación del virus en el país y evitar el contacto físico innecesario”, reza el documento.

La presidenta del Colegio, Norma Meza, en respuesta escrita enviada a La Nación, afirmó que el Colegio no está prohibiendo usar vías virtuales para que los profesionales puedan comunicarse con sus pacientes.

Según su criterio, se les ha facilitado el desarrollo de “acciones de educación nutricional y asesoría nutricional” por medios virtuales.

“Lo que establece el Código de Ética, aprobado por los colegiados en la Asamblea realizada en agosto del año pasado, es que la consulta virtual no se puede realizar, pues técnicamente se requieren de acciones presenciales para poder brindar recomendaciones y planes de alimentación de manera adecuada”, afirmó Meza.

La solicitud de hacer adaptar, modificar o eliminar el artículo 115 de ese código solo compete, dijo, a la Asamblea General, que por razones relacionadas con la pandemia no se puede reunir de manera presencial, aseguró.

Alrededor de 400 disconformes

Una de las profesionales que firmó el comunicado del gremio, Larissa Páez, mencionó que el grupo de nutricionistas disconformes con las acciones del Colegio Profesional ronda los 400 y que llevan dos meses de intentar resolver la situación.

“Se presentó un recurso de amparo que fue rechazado porque se dijo que esa no era la vía. Y bueno, un contencioso administrativo es bastante más costoso y somos una población que está sin trabajo ahora, entonces no es tan sencillo”, comentó.

Páez afirmó que todavía no habían acudido a la prensa porque intentaban resolver por su cuenta, pero destaca que ya se sienten desesperados y que no quieren pelear con el Colegio.

“Usted se imagina a estas alturas, 20 años después de la tecnología, que nosotros no podamos dar una consulta virtual. Tenemos una carta de Daniel Salas pidiéndole al Colegio que por favor nos deje, sabemos que la Caja lo hace, que el Colegio de Médicos lo está haciendo, inclusive hasta a los dentistas autorizaron ahora”, mencionó.

En el comunicado, los profesionales indicaron que el Ministerio de Salud emitió una carta a la presidencia del Colegio de Profesionales en Nutrición para incentivar la búsqueda de alternativas que permitan habilitar los servicios de manera virtual y de esta forma colaborar con los lineamientos emitidos por el Gobierno.

“Tenemos muchos pacientes que no pueden venir. O sea, nosotros recibimos pacientes con cáncer y adultos mayores, ¿por qué voy a exponerlos si no es necesario? No es tan simple como que nada más dejamos de ganar plata, es que ponemos en riesgo la salud de los costarricenses”, agregó Páez.

Esta fue la carta que envió el ministro de Salud, Daniel Salas, a la presidenta de la Junta Directiva del Colegio de Profesionales en Nutrición. Foto: cortesía
Esta fue la carta que envió el ministro de Salud, Daniel Salas, a la presidenta de la Junta Directiva del Colegio de Profesionales en Nutrición. Foto: cortesía
Para resolver

El grupo de nutricionistas mencionó en su comunicado que, entre los argumentos que le indicaron a la Junta Directiva del Colegio para que fueran revisados, se encuentran eventuales conflictos entre normas tanto de rango superior como otros artículos del Código de Ética.

Por ejemplo, alegan que, mientras por un lado se indica la prohibición a utilizar métodos en línea para la consulta virtual, por otra parte, dicho Código de Ética señala en su artículo 56 que las personas agremiadas “estarán obligadas a colaborar con las autoridades sanitarias del país, especialmente en aquellos períodos en que las circunstancias de emergencia o de peligro, para la salud de la población, requieran de la aplicación de medidas extraordinarias dictadas por dichas autoridades”.

Para resolver este problema, los profesionales le solicitaron al Colegio una asamblea extraordinaria de manera virtual donde se pueda modificar este artículo del Código de Ética, con el fin de propiciar la consulta virtual.

Agregaron que otra opción sería emitir un comunicado por parte de la Junta Directiva del Colegio que permita a los profesionales en nutrición poder continuar con su trabajo por medio de plataformas digitales.

Por último, los especialistas hicieron referencia a la Salud Digital y a la Telemedicina, la cual, según ellos, es muy utilizada por la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) como medida estratégica para el combate a las listas de espera o la reducción de brechas en acceso y promoción de la salud.

“Los profesionales están convencidos de estar inmersos en una nueva realidad mundial, en donde posiblemente muchos de estos nutricionistas no puedan seguir pagando locales para brindar sus servicios debido al contexto económico actual y su única opción para ejercer esta profesión, es hacerlo desde la casa”.

“Es importante señalar que, en muchos otros países, es muy común el uso de plataformas virtuales para la atención de pacientes, debido al tráfico, amplias jornadas de trabajo, emergencias mundiales o nacionales que imposibilitan al público meta a trasladarse y recibir su atención nutricional mensual; con excelentes resultados y evidencia científica comprobada de su utilidad”, concluye el comunicado.

Nota actualizada a las 8:27 a. m. con posición del Colegio de Profesionales en Nutrición