Irene Vizcaíno, Patricia Recio.   11 mayo
El presidente de la República, Carlos Alvarado (izq.), y el ministro de Salud, Daniel Salas, anunciaron este lunes nuevas medidas de flexibilización en actividades comerciales y recreativas. Foto: Jeffrey Zamora

El Gobierno ordenó la reapertura parcial de actividades en el país en un proceso de cuatro fases y a 80 días en medio de la pandemia del nuevo coronavirus.

El plan comienza este viernes 15 de mayo y termina el sábado 1.° de agosto.

En estas 11 semanas se permitirá mayor afluencia en comercios, locales para esparcimiento, instalaciones deportivas, playas e incluso, el regreso a clases presenciales para algunos grados, después de las vacaciones de medio año, sin que se precise la fecha.

Mientras el número de contagios de covid-19 se mantenga bajo control, se avanzará de una fase a otra, pero, si se sale de control, se podría ir incluso a una “cuarentena generalizada”, advirtió el ministro de Salud, Daniel Salas.

Pidió a los ciudadanos respetar las normas de distanciamiento social y físico, el lavado de mano, no tocarse la cara en lugares públicos y tampoco salir de sus casas si tienen gripe.

“Si no hacemos lo que hemos indicado, no seguir las reglas, esto va a significar un desmoronamiento y tendríamos que ir para atrás", dijo Salas.

Ver más!

Primera fase, del 15 al 31 de mayo

Primera fase, del 15 al 31 de mayoPrimera fase, del 15 al 31 de mayo

La primera etapa de apertura comenzará este viernes 15 de mayo y terminará el domingo 31.

A partir del viernes 15, y solo entre semana, podrán circular libremente entre 5 a. m. y 10 p. m. (hoy es hasta las 7 p m. ) todos los vehículos, salvo aquellos que tienen prohibición según el último número de placa (dos números por día).

Sábado se prohíbe circular todo el día a números pares y domingo a números impares, excepto si van a hospitales, farmacias, supermercados, peluquerías, hoteles con reservación previa, entre otros. Quienes puedan transitar solo podrán hacerlo de 5 a. m. a 7 p. m.

Los hoteles pequeños, de menos de 20 habitaciones, podrán abrir al 50% de su capacidad.

Las playas se podrán disfrutar solo tres horas por día: de 5 a. m. a 8 a. m., una decisión que favorece a quienes corren o hacer surf.

Los gimnasios podrán operar también pero al 50% de su capacidad. También se podrán reanudar deportes de contacto como el fútbol, pero a puerta cerrada, es decir, sin espectadores.

Doce parques nacionales podrán abrir siempre que no superen el 50% de capacidad: Volcán Irazú, Poás, Guayabo, Braulio Carrillo, Carara, Corcovado, Manuel Antonio, Arenal, Cahuita, Rincón de la Vieja, los Quetzales, y Tapantí. Aplica la medida para la reserva privada Monteverde.

Comida para llevar es otro de los servicios autorizados en restaurantes durante los fines de semana. “Teníamos habilitado el autoservicio; en este momento, se habilita que pueda entrar a la ventanilla y retirar incluso los fines de semana”, indicó Salas. Entre semana, los restaurantes pueden operar al 50% de su capacidad.

“Eso es lo único garantizado al día de hoy. El resto queda supeditado a que logremos que no se levante la curva, que no empecemos a ver más personas ingresadas en los servicios”, manifestó.

Por ejemplo, siguen sin permitirse las visitas a los hospitales y hogares de ancianos, así como las actividades religiosas, que están consideradas para la siguiente fase.

“Primero, son de las actividades que más agrupan personas a nivel nacional; entre todas las iglesias sería una movilización enorme. Dentro de esa matriz de riesgo, son de las que más riesgo representan, no se puede retomar tan pronto, pero sí están visualizadas”, aseguró.

Segunda etapa: del 1.° al 20 de junio

Si el país supera con éxito esa primera etapa, nuevas actividades serán habilitadas a partir del lunes 1.° de junio, a prueba hasta el sábado 20.

Se trata de parques públicos, museos y el resto de hoteles, todos a un 50% de su capacidad. También, los restaurantes, que hoy pueden abrir entre semana, lo harían los fines de semana a la mitad de su aforo.

Tercera etapa: del 21 de junio al 11 de julio

Si el comportamiento de los costarricenses y el número de casos va bien, vendrá una tercera etapa o periodo de prueba entre el domingo 21 de junio y el sábado 11 de julio.

Bares estarían abriendo hasta ese momento a un 50% luego de tres meses de cierre total. También se podrán reanudar cultos religiosos, con 75 personas como máximo y distanciamiento físico de 1,8 metros.

En fin de semana, podrán abrir tiendas, cines, teatros a un 50%, lo mismo que los centros deportivos a mediana capacidad.

Cuarta etapa: 12 de julio al 1.° de agosto

Finalmente, si después de las medidas anteriores se logra mantener controlada la curva de contagios, entre el domingo 12 de julio y el sábado 1.° de agosto entraría a regir el último bloque.

La reanudación del curso lectivo presencial comenzaría el lunes 13, de manera gradual. Solo irían alumnos de primer y sexto grados y los de undécimo año. El MEP definirá un protocolo.

También se permitirían deportes de contacto de alto rendimiento con un 20% de espectadores y apertura total de playas para grupos de convivencia cercana (burbujas sociales), manteniendo distancia con otros.

La participación en actividades religiosas aumenta a 100 personas, pero siempre con distancia.

Suspendidas hasta nuevo aviso

Daniel Salas señaló que hay otras actividades que, por su complejidad y su naturaleza, van a mantenerse suspendidas hasta que estén muy avanzadas estas medidas.

"Concentraciones masivas y espectáculos públicos, actividades en salas de eventos, casinos y actividades de azar, turnos, ferias, parques de diversiones, discotecas y salones de baile, quedarán relegadas para después”, señaló.

En este caso, está descartada la romería hacia la basílica de la Virgen de los Ángeles, en Cartago, prevista para el 2 de agosto y días previos. Se repite la historia del 2009, cuando se canceló esa masiva movilización por la pandemia de la gripe AH1N1.

“El que quiera jugar de vivo, salirse de esas indicaciones pone en riesgo de que todo el país se vaya para atrás y que lleguemos a cuarentena generalizada”, reiteró el ministro.

Para el presidente Carlos Alvarado, las medidas anunciadas este lunes buscan un balance.

“Desde el punto de vista sanitario, pareciera que lo mejor sería tener todo cerrado, pero tampoco es bueno para el país.

“Optamos por un modelo gradual en el que poco a poco vamos retomando actividades, no solo para protegernos en salud sino socialmente, psicológicamente y económicamente”, expresó.

Nueve casos nuevos

Este lunes se reportaron nueve casos más de covid-19 con respecto al domingo. Seis de ellos corresponden a un conglomerado o clúster en Aserrí, San José.

También, el ministro de Salud dio a conocer que “se contabilizan nueve transportistas a los que no se les autorizó el ingreso a Costa Rica por tener resultado positivo en la prueba covid-19”. Estos conductores de camiones de carga intentaron entrar por la frontera con Nicaragua.

A este lunes, el país registraba 801 contagios en dos meses.

De ellos, 517 pacientes se recuperaron. Equivalen al 65%.

Del total de personas contagiadas a este lunes, 103 son extranjeras y 688 nacionales.

Siete hombres han fallecido, entre los 45 y 87 años. El último caso se registró este domingo en el Hospital Enrique Baltodano, de Liberia. Se trata de un extranjero de 80 años con varios factores de riesgo.

Esta persona primero ingresó al Hospital de Upala y de ahí fue traslada a Liberia, pero la evolución fue tan rápida que nunca llegó ni siquiera a unidad de cuidado intensivo (UCI).

Se han procesado 17.249 muestras.

Ver más!

‘Reglas de oro para la apertura’

Con tono enfático, el ministro de Salud enunció las “reglas de oro” que deberá aplicar la población para que las medidas de reapertura puedan ir avanzando gradualmente.

1. Nadie con resfrío o gripe debe salir de su casa. Una persona que ya tiene síntomas está exponiendo a toda la gente que se topa al virus, que podría ser covid-19. Los administradores deben ayudar a impedir que personas con síntomas ingresen a sus establecimientos.

2. Personas con factores de riesgo deben evitar ir a lugares públicos. Esto aplica, por ejemplo, para quienes padece de presión alta, diabetes, enfermedades pulmonares, defensas bajas y adultos mayores.

3. La movilización a lugares públicos será en burbujas sociales. La burbuja social son los integrantes que comparten en núcleo cercano, que conviven.

“Tenemos que mantener la distancia entre burbuja y burbuja. Si esto no ocurre podríamos tener una multiplicación de casos.

“No son burbujas sociales los grupos de amigos, los integrantes de familia que no están conviviendo, compañeros de trabajo. No se trata de hacer fiestas con familiares o vecinos”, indicó.

4. Nunca tocarse la cara en lugares públicos si no se ha lavado las manos antes. El virus entra por diferentes puntos: los ojos, la nariz y la boca.

En sitios públicos y de reunión cerrados no se debe cantar, gritar ni hablar en voz muy alta. Eso puede simular una tos y aumenta el riesgo de transmisión.

5. Recomendado el uso de mascarillas en lugares públicos, especialmente en transporte público, para personas que están atendiendo pasajeros y en lugares de reunión donde la exposición es superior a los 15 minutos.

Se recomienda la toma de temperatura al ingreso de establecimientos en donde se reúnen personas.

“Si descuidamos y se nos olvidó que estaba la pandemia, si la gente empieza a pensar que se acabó, podríamos llegar a 52.000 casos o más, en menos de dos meses, y también tendríamos una cantidad importante en la saturación de los servicios de salud”, señaló Salas.

Ver más!