Irene Vizcaíno, Patricia Recio. 9 septiembre, 2020

El país sobrepasó este miércoles los 50.000 contagios de covid-19.

La información dada por el ministro de Salud, Daniel Salas, estuvo precedida por un fuerte mensaje del presidente de la República, Carlos Alvarado, en otro intento por recordar a los ciudadanos la responsabilidad de cada uno por frenar la enfermedad.

“Frente a esta calamidad, los llamo a cerrar filas por nuestros país, por nuestras familias y por nuestros empleos. Mi ruego, mi pedido, es que nos comprometamos y cumplamos las medidas, para que salvemos vidas y no tengamos que adoptar acciones más restrictivas”, afirmó Alvarado.

Este miércoles, primer día de la fase de apertura bajo un nuevo modelo de gestión de la pandemia, se registraron 1.327 casos nuevos, la cifra más alta diaria, con la cual se alcanzaron 51.224 enfermos.

Se reportaron además 12 fallecimientos en las últimas 24 horas. Ya son 543 las víctimas mortales asociadas al nuevo coronavirus.

Entretanto, en hospitales hay 509 personas infectadas con el virus, de ellas 237 en unidades de cuidado intensivo (UCI), lo que representa un 76% de ocupación de estos espacios, según un informe de la Gerencia Médica de la CCSS.

Precisamente, por el aumento de hospitalizados y de casos graves, este miércoles, el jerarca de Salud anunció que se utilizarán camas en centro médicos privados.

“Los esfuerzos que ha hecho la Caja han sido enormes, pero tampoco son eternos, no pueden prolongarse, tienen un límite. Bajo esa premisa de que tenemos de salvar todas las vidas que se puedan es que se haría uso y de forma paulatina”, explicó Salas.

En este momento, están disponibles 22 espacios en UCI de Clínica Bíblica, Hospital Cima y Hospital La Católica.

Para concretar esa medida se publicaría un decreto ejectuivo esta misma semana.

La medida se toma ante la posibilidad de que se mantenga la tendencia de 1.000 casos diarios, como señaló Román Macaya, presidente ejecutivo de la CCSS.

De sea así, las autoridades proyectan una saturación de los hospitales públicos para finales de mes o inicios de octubre, que ya se acercan a su máxima capacidad pese al proceso de transformación y ampliación, que ha significado una fuerte inversión.

Para la semana 34 que corresponde a la del 17 de agosto, se tenía un promedio diario de 125 personas en UCI, en la semana 35 aumentó a 136 y en la semana 36 se hubo un crecimiento considerable en promedio de 173 personas diariamente en UCI. “Podemos ver que la tendencia es al crecimiento y con los pocos días que llevamos de esta semana 37, registramos más de 200 personas en promedio en UCI”, destacó.

De acuerdo con el jerarca, la intención es buscar todas las camas disponibles del país, no sololas de la Caja, y así como incorporaron meses atrás al Hospital del Trauma (del Instituto Nacional de Seguros), ahora abordan a los privados.

Por el momento, dijo, no se ha firmado ningún convenio ni se ha definido de donde provendrá el personal.

"Si son 22, si son 25, o 30, realmente lo que buscamos es salvar la mayor cantidad de vidas posible, pero igual se van a saturar, ya vieron la curva, no es una curva que crece, rompe el techo y ahí se dobla, es una curva que rompe el techo y sigue hasta que nosotros la doblemos.

"Entre anteayer (lunes) y ayer (martes) aumentó la utilización de UCI en 20, de un día para otro había 20 más en UCI, en esas mismas 24 horas fallecieron 21 personas.

“22 camas tal vez nos compran un día más antes de saturar, pero hay que hacerlo porque cada cama es una vida más”, resaltó.

Massimo Manzi, director ejecutivo de la Cámara Costarricense de la Salud, que agrupa a los centros médicos privados, confirmó las 22 camas que se habilitarían para la CCSS, pero adelantó que se podrían ceder hasta 40, entre ellas las de cuidado intermedio que se pueden reconvertir en UCI.

(Video) CCSS hará uso de camas en hospitales privados ante saturación

Frente a este panorama, Salas recordó la urgencia de que los ciudadanos tomen parte en esta lucha, pues, como insistió, la batalla no se gana en UCI, donde el 50% de las personas que ingresan no salen con vida. De los que ingresan a los hospitales, el 20% muere, a veces, aunque esté en cama de atención moderada se complican en minutos y fallecen.

“Lo que hablamos de desgaste lleva a muchas personas a pensar que no vale la pena, que es mejor romper y dar espacio al virus, no seamos aliados del virus, seamos aliados de nuestro país, que nos necesita como nunca”, expresó el ministro.

El riesgo de 1.000 casos diarios

El presidente de la CCSS aseguró que la entidad ha hecho todos los esfuerzos e inversiones posibles para atender la pandemia.

Así el fondo de contingencia de ¢45.000 millones se tuvo que reforzar hasta ¢85.000 millones, de los cuales se han ejecutado ¢67.000 millones en insumos, equipo, infraestructura y recurso humano.

Se tienen unidades médicas móviles donadas por Estados Unidos, se han adquirido 239 ventiladores que se suman a 923 que tenía la institución.

Asimismo, se ha llevado a cabo un proceso de reconversión y ampliación en el Hospital Calderón Guardia, pronto el Hospital Psiquiátrico, tanto para atender pacientes moderados como críticos, sin embargo, advirtió que de seguir las cifras diarias de contagios no darán a basto.

“Estamos viendo más de 1.000 casos por día, hace dos meses se ocupaban 5 días para llegar a 1.000, esto genera un gran riesgo de contagio comunitario y contacto con nuestros colegas se vuelve de riesgo, con personas en la calle y en nuestras propias familias”, dijo.

De acuerdo con Macaya, la Caja comenzó con 24 camas UCI y 150 para moderadas reservadas para pacientes covid-19. Ahora que se avanza a la última etapa se llegaría a un máximo de 359 camas UCI y 986 camas moderadas.

En este momento hay 304 UCI, ya no solo en hospitales centrales, sino también en centros médicos regionales y perifércios.

“Esto es histórico, el país nunca ha tenido tantas camas UCI al mismo tiempo. (...) Para dar un ejemplo, en julio empezamos con 5 pacientes en UCI y terminamos con 97 en cuidados críticos, multiplicamos casi por 20 en un mes, es un crecimiento de 2.000% de UCI", ejemplificó.

Agosto, entretanto, tuvo un crecimiento fuerte pero no tanto, terminó con un incremento de 150%.

“En setiembre no sabemos en dónde vamos a terminar, pero el crecimeinto continúa, eso nos lleva a proyectar esa saturación de camas UCI”, advirtió.

La estimación, según Macaya, es que a finales de mes o principios de octubre se llegue al máximo de la capacidad.

“Nos lleva a tener que prepararnos para una etapa más compleja desde el punto de vista sanitario y hospitalario en UCI, estamos en una batalla sin precedentes y cada uno tiene que hacer su parte, la Caja hará todo lo posible por seguir buscando, pero estamos llegando a los límites del recurso más limitante de todos que es el recurso humano”, manifestó.

Salas afirmó el martes que los más de 1.000 casos que se logran detectar no son todos, pues hay muchas personas que se movilizan sin saber que están infectados, por tratarse de asintómáticos. Estimó que los asintomáticos o sintomáticos leves podrían ser un 35% o 40% .

“Por más esperanza que tengamos de que el virus no esté presente, en este momento no podemos asegurarlo, cualquier rompimiento (de burbuja) es un riesgo”, señaló.

Ante una consulta, Salas no descartó que se puedan llegar a las 2.000 muertes para final de año, y de ser así, la covid-19 se convertiría en la primera causa de muerte en el país. En este momento es la octava.

Dependerá de cada costarricense que eso no ocurra.

Como ejemplo, Macaya señaló casos de países latinoamericanos como Panamá, que pese a tener una población menor a la tica, alcanza los 2.107 fallecidos.

“En letalidad, nosotros adamos por encima del 1% que es de las más bajas de América Latina y del mundo, pero estamos en una curva creciente, por eso el llamado a la acción”.

Esa curva creciente se da justo en el momento en que el país entra al modelo de autogestión “Costa Rica trabaja y se cuidad” donde la disciplina y responsabilidad de los individuos es la principal herramienta.

A partir de este miércoles, en todo el país imperarán las mismas reglas con apertura de casi todos los establecimientos, algunos con límite de aforo, y una posibilidad de circular de 5 a.m. a 10 p. m. entre semana, y de 5 a. m. a 8 p.m. los fines de semana.

Reabrieron, incluso en cantones naranja (con alta circulación del virus) salas de evento, gimnasios y lugares de culto.

Por eso, ante la flexibilidad, todo dependerá de la responsabilidad personal y de los establecimientos de respetar uso de mascarillas, distanciamiento, higiene y burbujas sociales.

REPORTE EPIDEMIOLÓGICO

Actualización: 9 de setiembre, 2020

FUENTE: MINISTERIO DE SALUD Y CENTRO DE RECURSOS SOBRE CORONAVIRUS DE LA UNIVERSIDAD JOHNS HOPKINS.    || INFOGRAFÍA/ LA NACIÓN.

Colaboró la periodista Ángela Ávalos