Yeryis Salas. Hace 6 días
El acelerador lineal será instalado en las próximas semanas. Foto cortesía CCSS.
El acelerador lineal será instalado en las próximas semanas. Foto cortesía CCSS.

El nuevo acelerador lineal, usado para la radioterapia en pacientes con cáncer, llegó este jueves al Hospital México e iniciará a funcionar entre agosto y setiembre de este año.

Este dispositivo será el quinto de su tipo instalado en el centro médico.

Con este nuevo equipo, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) proyecta atender entre 600 y 750 usuarios al año, y así disminuir las listas de espera que se ampliaron cuando dejó de operar la unidad de cobalto del Hospital San Juan de Dios, en junio pasado.

En aquel momento, trascendió que 800 enfermos de cáncer debían esperar más de tres meses por un tratamiento que se debería recibir en pocas semanas.

Esto obligó a los pacientes a ser atendidos en el Hospital México, donde el servicio de radioterapia ha funcionado las 24 horas, de lunes a sábado, para enfrentar la alta demanda.

La jefa del Servicio de Radioterapia del Hospital México, Kattia Montero, explicó que el equipo nuevo se usará, sobre todo, en terapias para cáncer de mama y en pacientes de cuidado paliativo.

El dispositivo funcionará durante 16 horas diarias, cinco días a la semana, y la CCSS proyecta un crecimiento del 28% en la capacidad total instalada en este servicio.

Además, este equipo liberará espacios y permitirá el aumento, de forma indirecta, de la capacidad de dos de los aceleradores lineales para realizar terapias con técnicas especiales, utilizadas en el tratamiento de tumores de cabeza, cuello, sistema nervioso central y próstata.

Algunas de estas técnicas son la radioterapia de intensidad modulada y arcoterapia volumétrica (IMRT y VMAT, por sus siglas en inglés), las cuales toman más tiempo que las terapias comunes.

Según la especialista, estos procedimientos permiten reducir el número de las sesiones que pueda requerir un paciente. Por ejemplo, algunos tratamientos de cáncer de próstata se pueden reducir de 38 sesiones a un promedio de 20.

En el hospital aún se construyen las obras y remodelaciones del búnker para la instalación del nuevo acelerador. Se trata de una inversión que asciende a los $4,3 millones.

La CCSS pretende tener listo, en el 2020, un centro donde instalará dos aceleradores más para atender a los pacientes oncológicos de los hospitales Geriátrico, San Juan de Dios y Nacional de Niños. La institución también espera dar otros dos equipos al Calderón Guardia en el 2021.

Desde el 2004 la Caja no había aumentado la cantidad de estos dispositivos.