Ángela Ávalos. 14 junio
La nueva Junta Directiva de la CCSS realizó hoy su primera sesión ordinaria tras casi tres meses de estar paralizada por falta de cuórum estructural. FOTO: CCSS para GN
La nueva Junta Directiva de la CCSS realizó hoy su primera sesión ordinaria tras casi tres meses de estar paralizada por falta de cuórum estructural. FOTO: CCSS para GN

La nueva Junta Directiva de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) inició funciones este jueves obligada a resolver lo que sus antecesores no lograron al final de su gestión: la reforma del sistema de pensiones y la elección del nuevo cuerpo gerencial.

Esos son solo dos de una larga lista de temas pendientes, en la que también está la reestructuración del nivel central, la propuesta de acciones para fortalecer el seguro de Salud (a cargo de la atención de la enfermedad y la maternidad), y compras millonarias que incluyen.

Los nueve miembros del máximo órgano de decisión de la Caja –de los cuales repiten cuatro, incluido el presidente ejecutivo–, tuvieron su primera sesión ordinaria luego de casi tres meses sin reunirse debido a la falta de cuórum estructural por la renuncia de dos integrantes de la anterior directiva.

A las 6 p. m. de este jueves continuaban en sesión, confirmó vía WhatsApp el presidente de la Junta, Fernando Llorca Castro.

Llorca también informó, por medio de comunicado de prensa, de la aprobación de la compra de la vacuna contra el virus del papiloma humano, necesaria para evitar el cáncer de cérvix.

Esta vacuna está dirigida a niñas de 10 años a partir del 2019. Se aplicará en dos dosis con seis meses de diferencia entre la primera y la segunda.

La inversión primaria, informó la CCSS, será de $980.420 para vacunar a 35.015 niñas el próximo año.

Otra de las primeras decisiones tomadas por esta Junta es el acuerdo para mantener el recargo de las gerencias Médica, Financiera y Logística mientras se define qué pasa con el nombramiento de los nuevos funcionarios a cargo de esas dependencias.

De esta manera, el presidente ejecutivo seguirá con el recargo de la Gerencia Médica, en sustitución de María Eugenia Villalta Bonilla, quien terminó su nombramiento en abril.

El gerente administrativo, Rónald Lacayo Monge, continuará con el recargo del área financiera, que estuvo bajo la responsabilidad de Gustavo Picado Chacón, quien también finalizó su nombramiento en abril.

Finalmente, Gabriela Murillo Jenkins, titular de Infraestructura y Tecnología, seguirá con la responsabilidad del área de Logística, que estuvo a cargo de Dinorah Garro Herrera hasta hace dos meses.

Adicionalmente, informó Llorca, se nombró como vicepresidenta de la Junta a Fabiola Abarca Jiménez, representante estatal.

Atropellado final e inicio

La anterior Junta Directiva tuvo un final atropellado con la renuncia intempestiva de dos de sus miembros que obligó a paralizar el funcionamiento normal de este órgano de decisión.

La primera renuncia fue la de uno de los representantes patronales, Renato Alvarado Rivera, quien dejó su puesto para apoyar en la campaña del actual presidente, Carlos Alvarado Quesada.

El exdirector es hoy el ministro de Agricultura y Ganadería de la actual administración.

Junta Directiva de la CCSS, 2018-2022. Primera sesión ordinaria celebrada este jueves 14 de junio. Foto: CCSS para GN
Junta Directiva de la CCSS, 2018-2022. Primera sesión ordinaria celebrada este jueves 14 de junio. Foto: CCSS para GN

A finales de abril, el representante estatal Óscar Fallas Camacho, renunció a su cargo tras diferencias con el presidente ejecutivo por el nombramiento de los gerentes financiero, médico y de logística.

Fallas atribuyó falta de liderazgo a Llorca y retraso en la definición de los sustitutos para los puestos gerenciales, incluido el del futuro gerente general. Todos estos cargos están aún en ascuas y es uno de los temas pendientes que deberá aclarar pronto la nueva junta.

Aunque los nuevos integrantes iniciaban funciones formalmente el 1.° de junio, no fue posible que se reunieran a sesionar sino hasta esta semana.

La decisión de los empresarios de elegir al médico Pablo Guzmán Stein entre sus tres representantes en la CCSS, desencadenó una ola de críticas pues Guzmán es, además, rector de la Universidad de Ciencias Médicas (Ucimed).

Esta Universidad ha protagonizado un pulso con la CCSS, que ganó finalmente después de varias batallas legales a lo largo de más de una década y que ahora le permitirá formar médicos especialistas en los hospitales públicos.

La Universidad de Costa Rica (UCR), que hasta ahora era la única autorizada para los posgrados médicos en la CCSS, así como varios sindicatos, advirtieron de posibles conflictos de interés en el seno de la Junta con el nombramiento de Guzmán.

La juramentación de este médico en el Consejo de Gobierno se pospuso hasta este martes 12 de junio, cuando finalmente fue juramentado por la presidenta en ejercicio, Epsy Campbell.

Esta Junta Directiva está integrada por tres representantes laborales, tres del Estado y otros tres de los empresarios.