Niños con esperanza

Una nueva máquina de esfuerzo para pacientes con problemas cardiacos donada al Hospital Nacional de Niños, hará posible elevar la calidad de la atención a los menores con problemas.

El equipo -que además podrá ser utilizado para detectar problemas pulmonares y de crecimiento- tiene un valor de $20.000 (aproximadamente ¢3.980.000).

La empresa Sebastian Internacional -dedicada a los productos de belleza- y su representante en Costa Rica, SEDESA, lo donaron como parte de su campaña latinoamericana "No son extraños... son nuestro futuro", que contó con el apoyo de la reconocida cantante venezolana María Conchita Alonso.

Víctor Hugo Murillo, presidente de SEDESA, destacó el entusiasmo de las autoridades del citado centro médico al acoger la idea de su representada.

"La meta se alcanzó en seis meses. Luego conversamos con el doctor Abdón Castro, subdirector del Hospital Nacional de Niños, para analizar el área o la necesidad prioritaria por atender", señaló Murillo.

Por su parte, el doctor Elías Jiménez Fonseca, director del centro médico, resaltó que la ayuda y solidaridad con los niños enfermos es una de las acciones más nobles del ser humano.

Walterio Castillo, director para Latinoamérica de Sebastian Internacional, enfatizó los esfuerzos de su empresa por estas acciones de bien social, dentro del concepto de mercadeo con causa.

El equipo ya se encuentra en el hospital y pronto entrará a servir a los niños de nuestro país.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.