Irene Vizcaíno. 3 junio
La Policia de Tránsito intensifica operativos para asegurar el cumplimiento de la restricción vehicular sanitaria. Foto: John Durán
La Policia de Tránsito intensifica operativos para asegurar el cumplimiento de la restricción vehicular sanitaria. Foto: John Durán

El pago de multas por irrrespetar la restricción vehicular sanitaria dejó ¢383,4 millones para atender a los afectados económicamente por la crisis generada por la pandemia de covid-19.

Dichos fondos fueron trasladados este martes a la Comisión Nacional de Emergencias (CNE).

Se trata del primer giro de fondos por ese concepto que hace el Consejo Nacional de Vialidad (Cosevi), dependencia del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), que tramita estas sanciones.

A la fecha, se han digitalizado 15.724 boletas levantadas a conductores que circularon en horas no permitidas.

A cada conductor se le impuso una multa de ¢107.000 y el retiro de placas, según la reforma realizada a la ley de tránsito.

Del total de partes confeccionados, los choferes han pagado 5.600 boletas por un monto total de ¢524,2 millones. El Cosevi tiene ¢140,8 millones pendientes de trasladar a la CNE.

“Cuando se declaró la emergencia nacional por covid-19 se realizó una modificación a la ley de tránsito (Art. 145, inciso DD) atinente a las disposiciones y ejecución de la restricción vehicular, precisamente para que el dinero que se recaudara por el incumplimiento a ese artículo se usara para financiar ayudas a personas afectadas económicamente por dicha emergencia”, explicó el director ejecutivo del Cosevi, Edwin Herrera Arias.

De acuerdo con Herrera. también se elaboró un documento que estableció el traslado de los fondos a la CNE.

Cada uno de los traslados debe ser aprobado por la Junta del Consejo y se realizará por cortes. El giro anunciado este miércoles es el primero de ellos.

Amparado en la declarataria de emergencia nacional del 16 de marzo, a partir del día 23 de ese mes comenzó a aplicarse la restricción vehicular sanitaria en todo el país.

En inicio, se estableció la imposibilidad de circular de 7 p. m. a 5 a. m. entre semana, y de 5 p. m. a 5 a. m., los fines de semana.

No obstante, con las medidas de flexibilización anunciadas por el Gobierno la regulación varió de 10 p. m. a 5 a. m. entre semana, y de 7 p. m. a 5 a. m. los fines de semana.

Además, se restringe por número de placas los vehículos que circulan sábado (los pares no pueden circular) y domingo (los impares no pueden circular).

Desde este miércoles, se volvió a extender la restricción en 10 cantones de la zona norte de 5 p. m. a 5 a. m. para tratar de controlar el movimiento ilegal de extranjeros por aquella región y que ello aumente el riesgo de propagación por covid-19.

La Policía de Tránsito, la Fuerza Pública, la Policía Aeroportuaria son algunos de los cuerpos policiales que realizan operativos para asegurar el cumplimiento de la medida.