Irene Rodríguez.   1 julio
Así se ve el virus SARS-CoV-2 en un microscopio electrónico. Este microorganismo es el causante de la enfermedad covid-19. Foto: NIAID

Una alajuelense de 71 se convirtió, la tarde de este miércoles, en la víctima mortal número 17 de la covid-19 en Costa Rica.

Ella es, además, la primera persona con la enfermedad que fallece en su casa, y no en un centro médico, confirmó el Ministerio de Salud.

La paciente presentaba factores de riesgo pues era diabética e hipertensa. Falleció sin saber que era portadora del nuevo coronavirus.

De acuerdo con Salud, la adulta mayor acudió el martes al Hospital San Rafael, de aquella ciudad, con un cuadro de diarrea y dolor abdominal.

Ahí, le fue tomada la muestra para la prueba de covid-19, pero como se encontraba estable de salud, la enviaron a su domicilio.

El resultado positivo iba a ser notificado este miércoles, sin embargo, se produjo el deceso.

Esta paciente también es la primera víctima mortal que consultó por síntomas distintos a una enfermedad respiratoria. Ella no presentó tos, fiebre o dificultad respiratoria.

Esta muerte coincide con el día en que más casos de la enfermedad se han notificado en Costa Rica, 294, para un total de 3.753 casos acumulados.

#related

Fallecimientos en pocos días

Con esta alajuelense suman cinco las mujeres que fallecen por la enfermedad en los últimos cinco días.

Este martes una mujer de 89 años falleció en el Centro Especializado de Atención de Pacientes con Covid-19 (Ceaco), en La Uruca, al que ingresó el 25 de junio. A ella se le diagnostićo la enfermedad el 22 de junio, además presentaba diabetes e hipertensión arterial, ambos factores de riesgo.

El domingo por la madrugada, una extranjera de 48 años que residía en Heredia se convirtió en la décima quinta víctima mortal. Murió en el Hospital México, donde se encontraba internada desde el lunes 22 de junio, en cuidados intensivos.

A ella se le diagnosticó la covid-19 el 20 de junio. También padecía de diabetes e hipertensión arterial.

Antes, una mujer de 87 años, costarricense y vecina de San José, falleció la noche del sábado 27 de junio. El deceso ocurrió en el Ceaco, donde permanecía desde el 25 de junio, con diagnóstico de dos días atrás.

La señora, además de la edad, no tenía otros factores de riesgo para enfermar gravemente por covid-19; sin embargo, sí tenía otros padecimientos de fondo que complicaron su condición.

Ese mismo sábado por la mañana, murió una mujer de 78 años en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital San Juan de Dios. La adulta mayor dio positivo con covid-19 el 24 de junio, mismo día que fue internada de emergencia en ese centro hospitalario.

El nuevo deceso este miércoles deja un saldo de ocho mujeres y nueve hombres cuyas vidas se apagaron por el nuevo coronavirus, quienes tenían edades entre los 26 y 89 años.