Juan Fernando Lara Salas. 20 julio
Conferencia de prensa virtual de autoridades sobre covid-19 el 22 de marzo anterior desde el ministerio de Salud en San José. Aparecen de izquierda a derecha: Rodrigo Marín, entonces director de Vigilancia en Salud., Daniel Salas, ministro de Salud y Román Macaya, presidente de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS). Fotografía: Casa Presidencial para LN.
Conferencia de prensa virtual de autoridades sobre covid-19 el 22 de marzo anterior desde el ministerio de Salud en San José. Aparecen de izquierda a derecha: Rodrigo Marín, entonces director de Vigilancia en Salud., Daniel Salas, ministro de Salud y Román Macaya, presidente de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS). Fotografía: Casa Presidencial para LN.

Daniel Salas Peraza, ministro de Salud, señaló este lunes que Rodrigo Marín cometió un error este domingo, en referencia a un paseo en bote que el funcionario realizó en el golfo de Nicoya y que este mismo lunes lo forzó a dejar su cargo como director de Vigilancia de la Salud.

“Externo un profundo agradecimiento al doctor Rodrigo Marín, quien ha fungido como director de Vigilancia de la Salud en todo lo que llevamos de la pandemia, por su labor iniciada en diciembre del 2018, es un hecho que él cometió una falta. Agradezco que lo haya aceptado e insisto en reconocerle, porque se ha esforzado y esmerado mucho por sacar adelante al país”, expresó Salas en conferencia de prensa.

El ministro le agradeció a Marín por haber puesto su renuncia en lo que considera un acto consecuente y de llamado a la población a mantener el distanciamiento.

“Claro que las faltas se pueden cometer. Lamentablemente, en este caso, él se separa del cargo con todo el motivo y la razón de no haber acatado indicaciones”, sentenció Salas en referencia a esa salida de su equipo de funcionarios clave frente a la emergencia sanitaria.

Marín renunció este lunes al cargo luego de admitir que realizó un paseo en lancha por el golfo de Nicoya, sin cumplir con las medidas de protección recomendadas ante la pandemia por covid-19.

“Sin duda es necesario predicar con el ejemplo, y ayer (domingo) no fui consecuente con el mensaje. Me equivoqué, no mantuve la distancia fuera de mi burbuja y no utilicé el equipo de protección personal”.

“Estas acciones inoportunas no representan el actuar comprometido del Ministerio de Salud y de cada uno de sus funcionarios que han estado trabajando incansablemente contra la emergencia”, indicó Marín en su misiva.

El médico y epidemiólogo dirigió su carta al ministro de Salud, Daniel Salas Peraza.

Y agrega: “Mi interés no es enlodar el mensaje de prevención que le hemos dado a la población y, por ello, he decidido presentarle la renuncia a usted señor Ministro, dejando mi cargo como director de Vigilancia a partir de hoy mismo”.

La Nación contactó a Marín para consultarle sobre el incidente, pero declinó referirse. El área de prensa de Salud sí confirmó que el especialista mantendrá su cargo en propiedad como profesional licenciado de la Salud 3F.

La madrugada de este lunes, antes de enviar la carta, Marín reconoció en Twitter haber tomado este domingo, en su día libre, una embarcación para fines de esparcimiento, luego de consultar el protocolo del Instituto Costarricense de Turismo (ICT).

“Dicho lo anterior, pido una disculpa pública a todo aquel que considera que mi actuar no fue el debido. Reitero, me basé en el protocolo del ICT donde indica que el capitán es quien debe llevar careta. Mañana ampliaré con más detalles”, escribió.

El ministro de Comunicación, Agustín Castro, confirmó la noche del domingo que el Ministerio de Salud ya estaba enterado de la situación e iban a conversar con Marín al respecto.

“Lo que procede es sencillo. Es verificar los hechos claramente, pero el Gobierno ha tenido un mensaje sobre este tema que es muy claro y es muy importante para la población y ese mensaje es el necesario de la salud y es el que debe de privar.

“Por tanto, se actuará enérgicamente frente a los hechos”, afirmó Castro.